Religiosos

El padre Reyes Mónico trabajaba con el pueblo. Seguía la línea de Mons. Oscar Romero: denuncia de las injusticias, predicación evangélica.

Después de amenazas y acusaciones, finalmene su casa fue invadida por la Guardia Nacional y él fue capturado.

Al día siguiente, el 6 de octubre de 1980, fue localizado su cadáver en un poblado del interior, con un tiro en la boca y otro en el pecho.

Fuente: CEBES

Compartir