Religiosos

Obrero de la JOC, posteriormente sacerdote, se dedicó de lleno a la pastoral obrera. Desde su parroquia trabajó para crear conciencia de clase entre los obreros, dentro del proyecto del Reino de Dios.

Por encargo de Mons. Romero buscó establecer diálogo con los sindicatos a partir de la posición de la Iglesia. Fue salvajemente torturado antes de ser asesinado con otros compañeros. Se tiene evidencia de que el P. Barrera Neto no murió en una confrontación armada, como la policía lo dijo, sino que él fue torturado y después balaceado mortalmente a quemarropa. Acuso a la policía de su asesinato. (Mons.Romero).

Fuente: CEBES

Compartir