Religiosos

Participaba en grupos de jóvenes cristianos. Fue a la casa de retiro llamada "El Despertar", propiedad del arzobispado, para participar con otros 20 jóvenes en un curso de iniciación cristiana, dirigido por el padre Octavio Ortiz Luna y la religiosa Maria José Forrier y otros jóvenes colaboradores.

En la madrugada del día 20 de enero de 1979, la propiedad fue invadida por las fuerzas de seguridad, que atacaban con armas de grueso calibre, matando instantáneamente al joven Angel y a otros tres así como al joven Octavio.

Mons. Romero salió en pública defensa de estos jóvenes, proclamándolos militantes cristianos y no subversivos, como lo afirmaba la propaganda oficial.

Masacre en El Despertar

Fuente: CEBES

Compartir