Religiosos

Aída Escalante: Tenía entre 15 y 16 años en 1978, cuando Monseñor Pedro Arnoldo Aparicio Quintanilla "Tamagás Aparicio" llegó a Cinquera. Entró a la iglesia y ordenó a dos monjas que arrancaran las citas bíblicas pegadas en las paredes de la iglesia, pensando que eran textos marxistas. Ordenando que le dieran fuego.  Durante la misa dijo que había llegado a “cortar el mal” de gente que se había apoderado del templo para orientar ideas marxistas desde Cuba y China. Excomulgando a los catequistas. Ante esto Aída y otra niña levantó la mano y le dijo: Sí Monseñor, nosotros esperábamos una predicación de un buen pastor y usted está predicando como un rico opresor.

Poco tiempo después los militares llegaron a su rancho, la arrancaron del brazo de su madre, la trajeron por la calle a Suchitoto. La violaron durante tres días y tres noches. Luego la montaron en vehículo y al pasar el río Quezalapa, la subieron al monte y con cuchillos le quitaron las orejas, la nariz y los pechos, le sacaron los ojos. 
Al final le colocaron una estaca en la parte posterior de la cabeza. Muriendo finalmente. Cayó el 28 de noviembre de 1978.

Testimonio de Pablo Alvarenga, catequista y habitante de Cinquera, septiembre de 2004. 

Reina Pacheco, comenta: 

"El sufrimiento de Aída Escalante y el de mucha personas mas en Cinquera motivo a Tatiana Huezo Sánchez a hacer una pelicula. Tatiana parece ser que obtuvo informacion de Sirena, la madre de Aída."

- ¿Aída era todavía una niña cuando la mataron? 

-La muerte de Aída Escalante marcó al pueblo, porque fue la primera asesinada de Cinquera. Con sólo catorce años, los militares se la llevaron y una semana después apareció su cuerpo totalmente quemado, torturado y mutilado. Los militares devolvieron su cuerpo para sembrar el terror en la gente. A pesar del dolor, Sirena es una mujer muy fuerte que volvió a reconstruir el pueblo". Tomado de la revista Clarin - 18/11/2011. A continuación sigue alguna información acerca de "Tamagás Aparicio" tomada de diferentes medios informativos: "Desde 1947, diócesis de San Vicente en El Salvador fue regenteada por un jucuapense: Pedro Arnoldo Aparicio Quintanilla, apodado "Tamagás". Este reptil religioso, allá por 1950-55, excomulgó a toda persona, adolescente, joven o vieja, que se atreviese a bailar en público o privado tantos famosos mambos de Pérez Prado. Asimismo, en 1966-67, excomulgó a quienes fuesen militantes del Partido Acción Renovador —PAR—, cuyo candidato presidencial fue el Ilustrado Doctor Don Fabio Castillo Figueroa, Médico Fisiólogo, Docente y Filósofo pesado en diamantes. En década 70’s, acusó de comunista a renovada congregación jesuita de El Salvador y al mismo mártir Romero y Galdámez. Tan negro reptil murió en fecha indeterminada de ese mismo decenio." ("Anastasio Aqui Si" (22 de Febrero 2011). Para informacion detallada de "Tamagás" leer el articulo publicado en El Faro "En la primera linea de enemigos de Monsenor Romero estaban prelados de la Iglesia y EUA"

 

Compartir