La Guerrilla

El 14 de septiembre de 1979, Tele-prensa, el noticiero de Canal 2 de esa época, anunciaba a la nación una masacre más cometida por los cuerpos represivos de "seguridad". Como siempre, dispersaron por la fuerza otra manifestación popular, quisieron acallar la voz del pueblo. Intentaron de nuevo detener la voluntad y la convicción de los salvadoreños por la justicia, por la paz y la libertad...

Esta vez fue una manifestación de los estudiantes universitarios. Exigían la liberación de compañeros capturados y torturados en las cárceles clandestinas de la Policía Nacional, la Guardia Nacional o la Policía de Hacienda, y demandaban de los mismos, del ejercito oficial y del gobierno en turno, un alto a la represión y el establecimiento de políticas incluyentes que beneficiaran al pueblo y no a pequeños y tradicionales grupos de poder.

Había ingresado a la Universidad Nacional en 1971. Estudiaba Medicina y tenía un sueño: "Cuando me gradúe -decía- voy a instalar una clínica popular para atender a la gente más pobre de Santa Elena".

Por eso se alegró aquel 19 de Julio: Derrocaron a Somoza! -dijo emocionado- ya vas a ver, pronto van a caer en El Salvador y entonces va a ser diferente, mi sueño va a ser más fácil... Pero Meme, como cariñosamente le llamábamos, encabezaba aquella manifestación. Sus manos, junto a las manos de otros compañeros sostenían la enorme pancarta estudiantil, y su garganta gritaba por justicia para los desposeídos de su patria.

Esas eran las armas de Manuel ese día.

Con ellas se enfrentó a los francotiradores, que apostados cobardemente como lo hacían siempre se ensañaron contra la multitud de jóvenes estudiantes, soñadores de un mejor futuro para su país.

Una bala impactó en el cuerpo de Meme.

Una bala asesina como era el que la disparo, creyó acabar con el sueño de Manuel, pero no pudo, porque como dice la canción: "...Ya no vivo, pero voy, en lo que andaba soñando, y otros que siguen luchando, harán nacer nuevas rosas, y en el nombre de esas cosas, todos me estarán nombrando..."

Los restos de Manuel fueron sepultados el 15 de Septiembre de 1979, mientras tanto en las escuelas, en las principales calles de las ciudades y las plazas públicas, se hacía gala de desfiles cívicos, combinados con demostraciones militares, se cantaba el Himno Nacional y más de algún funcionario hablaba de lo bonito de "nuestra Patria", y de la "Independencia y la Libertad" que nos legaron los próceres de aquella gesta histórica.

Manuel de Jesús Maravilla Aparicio nació en Santa Elena, el 14 de abril de 1954. Sus padres fueron Felipe de Jesús Maravilla y Ana Aparicio Aparicio -de grata recordación. Estudió sus primeros años en la entonces Escuela #3 y se gradúo como bachiller en el Instituto Nacional (INSE) para luego ingresar a la Universidad Nacional en la carrera de Medicina, la cual no terminó por las razones ya expuestas. Contrajo matrimonio con la profesora Gladis E. Velásquez, con quien procreó tres hijos; Lorena Yamileth, Manuel de Jesús y Carlos Mario. Los dos primeros Arquitectos y el ultimo, estudiante de Medicina en la Universidad Nacional. Ellos saben que su padre fue un luchador incansable, que su memoria es imborrable, y que otros, nos inspiramos en su ejemplo ayer y continuamos su lucha hoy, y por todo eso... están orgullosos de ser sus hijos!

... Pero dos meses después 
No volvimos a jugar, no más 
Bromas, no mas nada. 
Porque un día de Septiembre 
Preciosamente de ese Septiembre 
Te mataron los esbirros, 
Los Sicarios, los traidores, 
los a Sueldo, 
los cobardes... esos que algún Día Manuel, 
algún día pagaran. 

Del poema: "Olvidarte Manuel?" de Daniel Guevara.

Fuente: Revista Cultural. Santa Elena, 2005.Visita y colabora con material: Heroe Elénicos

Compartir