La Guerrilla

Isidro de José Mejía Quintanilla. Nació el 14 de diciembre de 1959 en un lugar llamado Santa Rita en el municipio de San Juan Nonualco, departamento de La Paz. No sé mucho sobre su niñez, adolescencia, o juventud. Entre los años de 1978 y 1985 sirvió en distintas armas de Las Fuerzas Armadas del Gobierno Salvadoreño, FAES. En el año de 1979 cuando las organizaciones campesinas del BPR se tomaron las oficinas de la embajada de Venezuela y de la OEA en San Salvador resultó herido de una pierna mientras prestaba seguridad en una de las oficinas como agente de La Policía Nacional. Otro agente de La PN que prestaba seguridad junto a Isidro perdió la vida en la trifulca de disparos. Hasta allí la vida de Isidro parecía una vida normal dentro de un contexto de guerra. En otro ámbito, en el clandestinaje, Isidro, era conocido como Julio, y sus compañeros cercanos le apodaban "Chonguenga" así que le llamaban Julio Chonguenga. Julio participó activamente en "la ofensiva final del 10 de enero de 1981" en los recios combates que se libraron en diversas zonas de la capital San Salvador. Así mismo, entre los años 1980 y 1984, los años más duros de la represión gubernamental, y cuando las diversas estructuras guerrilleras abandonaron o fueron desalojadas de las zonas urbanas, Julio formó parte de los comandos urbanos pertenecientes a Las Fuerzas Armadas de La Resistencia Nacional, organización integrante de FMLN, que en sus primeros años fue dirigida y comandada por el estratega y legendario Neto Jovel. El jueves 21 de noviembre 2013, mientras se desempeñaba como jefe de medio ambiente en la alcaldía de San Pablo Tacachico, a eso de las 08.30 de la mañana, el corazón de Isidro o Julio Chonguenga comenzó a fallar y una media hora después se había detenido totalmente, terminando de esta forma la vida de un hombre, que fue militar y guerrillero, y que no muchos conocían por aquello de las normas de seguridad y del clandestinaje y de no hablar más de lo necesario. A eso de las 09.00 de aquel día 21 de noviembre 2013 fue declarado difunto. La Alcaldía de la mencionada ciudad, administrada por el FMLN, se hizo cargo de los restos mortales de Julio hasta darle cristiana sepultura. Sus restos fueron velados en la sede del partido FMLN en Tacachico, y entre los que lo acompañamos estuve yo, que era el que conocía un poco de su historia, haciéndole guardia de honor en su última noche terrenal. Esta foto y este pequeño texto es una forma de recordar a Isidro, el agente de La PN del gobierno, y también para rendir un homenaje sencillo a Julio Chonguenga, el guerrillero que, al igual que cientos de nosotros, soñó y peleó por un país diferente.

Compartir