La Guerrilla

Blanca Aída Sosa nació el 25 de mayo de 1971 en el cantón Las Minas del departamento de Chalatenango. A la edad en que las adolescentes de las familias ricas admiran a las estrellas de cine o de la música y se visten a la moda, Blanca escogió el seudónimo de “Yesenia” y se incorporó a nuestras unidades guerrilleras, cumpliendo con mucho esmero la tarea de cocinera.

Compañera “Yesenia” ¡Presente!

El arte de nuestras cocineras no fue “cómo deleitar a los invitados a la mesa con un plato exquisito.” Las tortillas y los frijoles (cuando había) nos las comimos con el gusto de los que saben que “el mejor cocinero es el hambre”.

El arte de las cocineras fue dormirse por último y ser las primeras en madrugar; encender el fuego después de una noche de lluvia; repartir el ”con qué” a un pelotón de guerrilleros hambrientos, sin que el último se quede sin nada; controlar el humo del fuego con la aviación “encima” bombardeando; durante los desplazamientos, cargar todos los tiliches de la cocina, con el perol balanceándose sobre la cabeza, sin descuidar el camino y el fusil colgado en el hombro; no dejarse afligir en medio de las balaceras y “tirar también sus tiritos” cuando la situación lo ameritaba.

cocina3Cumpliendo durante muchos años con esta tarea tan fundamental en la lucha guerrillera, la aguerrida compañera “Yesenia” cae en combate el 19 de mayo de 1991 en el caserío El Jícaro, cantón Las Cañas de La Nueva Concepción, cuando la 2ª Brigada de Infantería nos tendió una emboscada.

A la compañera le faltaban 6 días para cumplir 20 años de vida. Su hija tiene toda razón de estar orgullosa de su mamá que ofrendó su vida a la causa de los pobres.

El Arte no es más que la naturaleza creada por el hombre.

José Martí

Enlaces:

Compartir