Dirigentes de masas

Dante Basaglia era un estudiante universitario que venía a La Cayetana, El Copinol, Tecoluca, etc. En uno de aquellos encuentros con Dante Basaglia en el Salón Comunal de El Copinol se armó un gran bailongo, hasta cuetes se reventaron en esa noche bien alegre, pero en la mañana fue lo tremendo cuando la periférica como perros hambrientos... y es que uno de joven y cipote uno no analizaba todas las consecuencias de estas actividades que nada tenían de clandestino, como joven uno siente que son cosas normales, más no se imagina que realmente se esta bailando en las botas del enemigo.  

Así se llevaban a cabo grandes encuentros y bailes como por ejemplo en la India con la música del grupo Caña, a pesar del riesgo ya que en el campamento El Calecho no habían suficientes combatientes equipados para detener una invasión.

Yo en lo personal, la guerra algo me lo había dibujado porque la revolución es como una película a la que vos le vas dando vuelta al rollo. Como se va trabando por coyuntura , entonces cuando uno sabía lo que había pasado allá en Chalatenango, lo que había pasado en El Mozote, Morazán y Torola,... uno ya esperaba lo que podría pasar con uno también... se sabía que el enemigo no iba a dejar a nadie en paz en ninguna zona.

Hubieron compañeros que cayeron muy anticipadamente, estoy seguro de que si esos compañeros no hubiesen muerto a tan tempranos días de la revolución, hoy día no estuviese este degenere en el FMLN. La muerte de muchos de nuestros compañeros y compañeras generó los espacios para que oportunistas llegaran y ocuparan tanto espacio en la organización. Si tuviéramos a Polín, a la Ticha, a Chepe López, a Felix,... Si tuviéramos a Juan Chacón,... Pero mirá! En este tipo de análisis, conjeturas y suposiciones, como quiera que se le quiera llamar, uno siempre se puede equivocar y es bueno reflexionar ya que la gente cambia con el tiempo. Por ejemplo fíjate en el ejemplo de Facundo: La masacre del 8 de mayo de 1979 se debió a la captura de Facundo Guardado, muchos de nosotros sobrevivimos en esa masacre.

El domingo 29 de abril fueron capturados Facundo Guardado, Secretario General del BPR y Ricardo Mena, Secretario General de las Fuerzas Universitarias 30 de julio- FUR-30, organización miembro del BPR

El 1 de mayo nos fuimos a la marcha del primero de mayo y nos tomamos La Catedral para pedir la liberación de los 3 compañeros.

El 8 de mayo ya esta la noticia de que Facundo Guardado había aparecido, pero solamente Facundo apareció, el paradero de Óscar Pastor López Nasario y Ricardo Mena seguía siendo desconocido. Aún se dijo que se desalojaría la Catedral, pero aquella iglesia tenía un gran cerco militar, la idea era de llevar gente que fuera a manifestarse alrededor de la Catedral gritando consignas, uno de los detalles era partir de la puerta principal y así se hizo gritando consignas como "Alto a la represión contra el pueblo" "Viva el Bloque Popular Revolucionario"

Entonces comenzamos la marcha caminando alrededor de la iglesia encerrando La Catedral en el interior del círculo militar. Había una muchacha que se llamaba Yesenia, ella era originaria de Aguilares, era dirigente del BPR y era ella que iba dirigiendo la actividad.

Sucedió que Yesenia al ver que todo mundo había dado completa la primera vuelta y que los militares no le habían hecho nada... entonces dijo "Hagamos la segunda vuelta". Cuando la gente comenzó a llegar al frente a la puerta principal, concluyendo la segunda vuelta ya estaban las banquetas en el parque, cabalito frente a Catedral, y agarraron a la gente a balazos. La idea inicial era que cuando la gente pasara marchando los que se habían tomado Catedral se fuesen saliendo para confundirse con la gente que estaba marchando y que luego cada uno se dispersara en diferentes direcciones para que nadie fuese capturado.

El error fue que Yesenis dio la orden de dar una segunda vuelta, en la segunda vuelta nos hicieron leña. Cuántos cadáveres entramos de las escaleras para adentro! 29 cadáveres a parte de los que subieron en las tanquetas.

Eso fue una cosa perra estar allí, porque desde el 8 se llegó el 9, se llegó el 10, y los militares no dejaron entrar a la Cruz Roja, algunos heridos se murieron por falta de atención médica. La Cruz llegó hasta en la noche del día 9, y solamente llegaron a abrirles el estomago a los muertos y zamparles un poco de cal, eso fue todo lo que hicieron. Entonces estaba como alcalde de San Salvador Adolfo Reyes Prendes, y mandó unos cajones, unos cajones grandes de madera de aceituno.

Ahí andaba la hija de Salvador Cayetano Carpio, la profesora Enma Guadalupe Carpio de Alegría.

Bueno que resulta que como todo estaba tomado por el ejército y los diferentes cuerpos represivos del gobierno, la catedral estaba completamente rodeada, no dejaban entrar ni salir. El 9 de mayo, resulta que llegaron los cajones y metimos los cuerpos en ellos. Llegó el 10 de mayo y nos reunimos en la noche, nos reunimos para decidir de qué íbamos a hacer un hoyo adentro, hacer un hoyo en el sótano para enterrar los cadáveres y luego abrir las puertas a balazos para salir, si íbamos vivos no sabíamos, pero esa era la idea o más la decisión que se había tomado.

A las 8 de la mañana escuchábamos las sirenas de carros de policías… “¡ey puta!” “¡ahí viene la policía de vuelta!” dijo alguien. Y todos comenzamos a ponernos nerviosos que ya no hallábamos ni qué hacer. Pero resulta que se trataba de Funeraria La Milagrosa que traía unos ataúdes bien chivos.

Cuando lo bueno fue y hasta ganas de llorar y lloramos allí mismo cuando abrimos la puerta para entrar los ataúdes vimos que estaba tomado todo el parque de gente del mercado que se volcaron a apoyarnos, y vimos también que había un cachimbo de periodistas, fue la primera manifestación con presencia de la prensa internacional, fue la primera que abrió camino para que pudiésemos salir a enterrar a los 29 cadáveres en el cementerio La Bermeja.

El 11 de mayo, desde el 8 hasta el 11 de mayo tuvimos los cadáveres allí con nosotros. Eso fue terrible...

Compartir