Un día como ayer 17 de Abril, de 1 983, a eso de la diez de la noche, inició el combate donde se atacó la posición del ejército en SIETE JOYAS, lugar ubicado en el casco de una finca cafetalera en las faldas del volcán Chichontepeque, en las afueras de Zacatecoluca, hacia el lado nor Oriente. 

La batalla se nos puso difícil, muy difícil... y fué hasta el siguiente día aproximadamente a las 7 de la mañana que casi ya para retirarnos, los 78 soldados, clases y su oficial al mando se rindieron casi inesperadamente.

En notas anteriores, no recuerdo de qué fecha, ya he contado de cómo en mi opinión, el rol de DIEGO, de OSCAR EL GUARDIA y otros dos fueron determinantes para que aquella rendición se diera y expresé, que fué iniciativa muy propia de éllos, y no de ningún jefe que allí estábamos.

En aquella batalla murieron no menos de 20 combatientes y jefes destacados, entre ellos recuerdo a Gregorio Ormus Majano Díaz "Juan Carlos" quien en plena batalla prendia un fósforo para dar fuego a granadas caseras... también cayó Leopoldo, Oziel, el negro Toño, Ricardo Méndez, Richard y los otros... También tuvimos no menos del doble de heridos entre hombres y mujeres...

Allí se requizó cerca de cien fusiles, varias ametralladoras, radios PRC, granadas de todo tipo, lanza granadas, un par de morteros 81 y un montón de municiones....

Meterse en aquella posición era un milagro hacerlo con vida, tenía una cerca de reizor de más de un metro de alto y que varios como quien describe nunca había visto, había docenas de minas antipersonales por doquier, minas dirigidas, cuando nos metimos había en los nidos de ametralladoras miles y miles de vainillas de tiros disparados con las ametralladoras y fusiles... generaba la sensación de que tenías suerte que contaras con vida...

Por doquier mirabas las espoletas de granadas que te habían tirado... De aquel infierno, recuerdo que el artillero que usaba los morteros tenía la habilidad de lanzarlos a una distancia de unos 60 metros, debo decir que nunca había visto esa precisión y nunca la volví a mirar en aquellas andanzas...

Además de aquello que te pasaba en las narices, el volcán hacia un ruido imposible de describir, parecía estruendo o un gemido de dolor... o sea, también aquello te ponía pensativo y algo aguevado porque no sabías describir, vaya era algo por lo menos raro...

Ese día 18 de Abril, me dieron la misión de custodiar los prisioneros... Nunca habíamos tenido ese monton bajo nuestra responsabilidad, en algún momento hasta me pareció más complicado que la balacera bruta de la que he hablado...

Hablé un largo rato con el Teniente GARCÍA OLIVA, me contó que era de sensuntepeque... y me causó buena impresión, especialmente su énfasis en diferenciarse que no provenía de la escuela de las Américas o de las que entrenaban oficiales en Estados Unidos, Si no, que él era un OFICIAL DE FILA...

Se me ocurrió y con éxito, que en ves de yo estar lidiando con aquel montón de prisioneros , que él mantuviera el mando de su tropa y quien escribe se entendería con él... algo así, como que yo era quien le daría las órdenes, dijo estar de acuerdo ( obviamente no tenía opciones a la vista,,,) formé su compañía, expliqué a todos los prisioneros las reglas y que seguían bajo el mando de su oficial, pero que evidentemente quien les mandaba que harían era su servidor....

Aquella ocurrencia me facilitó enormemente las cosas... Porque, el qué hacer con un grupo de gente así y en aquellas condiciones es mucho....

A los varios días, había que darles libertad... Nunca habíamos hecho aquello también, no habíamos descubierto que el CICR te podía asistir con vituallas y cosas así...

Y sin más, salimos y con las medidas del asunto, yo me tiré a la carretera, ahí por Tehuacán paré el primer carro y le ordené me llevara al teniente hasta el parque peña de Zacatecoluca , luego otros vehículos y en varios mandé a todos los prisioneros a la libertad...

Además de lo dicho, se me quedó una respuesta del oficial García Oliva , cuando le pregunté, porqué se rindió con su tropa... entre otras cosas dijo: En esas condiciones mi misión sólo consiste en dos casas...

  1. ... Defender la posición , y creo haberlo hecho como debió ser.
  2. ... Una vez rotas las defensas y estando ustedes entrando, mi misión consiste en evitar una matanza de mis soldados....

Espero, que todo esto salga bien... Dijo...

Debo decir que el Teniente poco tiempo después falleció en el cumplimiento de su deber, no estoy aseguró, pero me parece, que ya había ha ido ascendido a su grado inmediato superior....

Ahí.... otro recuerdo de aquella loquera, que buena rentabilidad ha traído para algunos....

Pablo Parada Andino, Comandante "Goyo" de las FPL | Jueves, 18 de abril 2019.


FOTO: El de la foto es un excombatiente en su condición de hoy, sin ayuda de nada ni de nadie. Unos PNC le vistieron así, me pareció representativa y por ello la usé... Él no estuvo en 7 Joyas.

Compartir