El día miércoles 7 de enero me da la orden el compañero comandante Juanón: me dice “… llévate 15 hombres para Los Conejos y coordinas con El Negro Hugo porque van a realizar la operación de atacar la guarnición de La Guardia Nacional de San Nicolás Lempa… después de que se tomen la guarnición se quedan allí cuidando El Puente de Oro.” Esa fue la orden que yo recibí en ese entonces del compañero Juanón. Me trasladé para el lugar señalado y el día 8 estaba coordinando con El Negro Hugo allá por el cantón Los Conejos. Ese mismo día jueves 8 de enero realizamos una exploración por la noche con Hugo y el día viernes 9 también los observamos ya que para el día sábado 10 teníamos que estar en posición de atacar. A las 06.00 de la tarde a mí me tocó trasladarme en un camión lleno de arena y me paré allí donde estaba la caseta del despacho de buses. Luego el compañero Luis Cafecito se iba a encargar del lado de La Vuelta de Altamira llegando con el otro camión que se iba a parar enfrente de La Comandancia pero fallamos porque hubo un retraso y allí estuvimos 15 minutos esperando y me decía Juárez… “empecemos esto compa” porque llegaba un guardia y se agarraba de la bolsa de arena que llevábamos en el camión… “nos van a descubrir” me decía Juárez… y yo le decía… “Luis tiene que atacar primero porque él es el indicado para romper el secreto” pero lastimosamente el vigilante que estaba en la gasolinera lo descubrió y les empezó a disparar con una escopeta pero todos los compañeros ya estaban en sus posiciones y precisamente allí en la gasolinera estaban ya los otros compás que iban a darnos apoyo. Luego de eso, el compañero Hugo era el jefe de toda la operación, y yo era como el segundo jefe y Luis como el tercer jefe. El problema que tuvimos allí es que Luis llegó tarde… lo otro fue que había movilización de tropas enemigas ya que estaba planificado la ejecución de un operativo para la zona Ángela Montano… y dichas tropas se habían posicionado por El Puente de Oro y hasta tenían una tanqueta en la punta del puente… yo disponía de 8 compañeros en la emboscada por cualquier enemigo que se viniera para este lado, allí iban a repeler nuestro ataque… no duramos mucho. Desde las 06.00 de la tarde hasta como a las 08.00 de la noche, los combates solamente duraron un par de horas porque las tanquetas rompieron la línea de fuego que teníamos en la punta del puente… allí cayeron combatiendo 4 compañeros. Luego de eso nos hemos visto obligados a retirarnos porque llegó un refuerzo grande y no pudimos ya con el refuerzo y a todo esto teníamos varios compañeros muertos… nos hemos replegado para Los Conejos, pasando por San Carlos Lempa… y luego nos comunicamos las experiencias que habíamos vivido… pero te quiero contar que de allí nos llevamos un rifle G-3 y una subametralladora del tipo MP-5 que se la requisamos a un capitán de las tropas enemigas. Luego de eso recibí la orden que tenía que irme con mi pelotón a reforzar a los compañeros que combatían por Zacatecoluca pero que primero me presentara al cantón Palo Grande dónde estaba posicionado El Mando guerrillero y allí pasé el día domingo 11 de enero… como a las 02.00 de la tarde allí por Santa Cruz Porrillo organicé un retén azuzando a las tropas enemigas posicionadas por los alrededores de Santa Cruz Porrillo pero no salieron… en eso los combates estaban recios por Zacatecoluca… entonces me retiré siempre buscando cumplir la orden que me habían dado de presentarme al mando en el cantón Palo Grande.

Siguiendo la orden que me habían dado iba yo para el rumbo indicado… y ya llegando a Palo Grande cuando se me gira la contraorden que me retirara y que me dirigiera para La Paz Opico y que allí iba a haber otra nueva orden para mí y los compas que andaban conmigo y allí descansamos… para el día lunes 12 estábamos ya descansados… el día martes 13 se me da la orden que tenía que ir a poner una emboscada a la altura de La Hacienda Las Cañas y que no tenía que dejar pasar nada de tropas enemigas porque se iba a atacar el puesto de La Guardia Nacional de Tecoluca… Luego de eso me dieron una mina antitanque… partimos en hilera… cuando íbamos cruzando la línea férrea oímos una tremenda balacera como a las 07.00 u 08.00 de la noche… no me recuerdo muy bien pero quizás eran como a las 0.900. Entonces les ordeno a los compañeros que se prepararan porque íbamos a ir a investigar y a atacar a las tropas enemigas… Esa fue la primera orden que yo les di a los compañeros e incluso el segundo jefe que iba al mando de esa emboscada era Luis Cafecito… cuando íbamos como a unos 200 metros para salir a la calle se fueron los soldados enemigos y como era bien emboscado allí los camiones se fueron… cuando yo vi que se habían ido bajé y empezamos a contar a todos los compañeros que habían sido asesinados… había muchos muertos… y yo te digo conté unas 35 personas muertas… les digo a los compas ya están muertos… ahora vámonos… y nos fuimos buscando la mejor posición para poner la emboscada… llegamos a La Hacienda Las Cañas donde está un monte y un cerco de piedra… les digo a los compas aquí vamos a montar la emboscada. Luego de eso empezamos a abrir un hoyo para enterrar la mina antitanque en el medio de la carretera… el lugar lo vimos adecuado porque había un árbol de ceiba que había dejado caer todas sus hojas y esas hojas cubrían el cable que iba desde el cerco de piedras hasta la mina enterrada en el medio de la calle… colocamos la batería allí por el tronco de la ceiba… Luego de eso esperamos pacientemente… Los compañeros atacaron de acuerdo a la operación de ataque planeada a ejecutarse en Tecoluca… nosotros no nos pudimos retirar durante la noche ya que el refuerzo enemigo no vino, no pasó… luego amaneció… eran las 09.00 de la mañana y nosotros allí manteniendo la emboscada porque estábamos llenos de coraje al ver lo que habían hecho durante la noche anterior con los demás compañeros que habían sido masacrados… la noche anterior… a eso de las 09.00 de la mañana venía un camión lleno de soldados del CIIFA de Zacatecoluca gritando y riéndose, muy contentos por la matanza de la noche anterior… Pero más no esperaban que allí estaba enterrado el mejor chiste que les habíamos preparado… conmigo andaba un compa que le decíamos Cocaleca que por cierto es de mi familia… y es de la familia de Los Caballos… porque yo de esa misma familia soy… y le digo… Cocaleca cuando se acerquen y el camión entre por donde tengo el antitanque enterrado solamente me dices ya… y cuando vengan te quitas la camisa y empiezas a arrear el ganado para que ellos no sospechen y así los ves mejor… Luego de eso me señala Cocaleca cuando entró el camión al perímetro donde estaba enterrado el antitanque y entonces lo hemos explotado… Y con toda honestidad te digo que aniquilamos a todas las tropas que se conducían en el camión… por cierto los soldados del camión se venían riendo y gritando porque allí cerca, por el desvío de El Puente La Joya, todavía se encontraban los cuerpos de los 38 compañeros masacrados allí por las cercanías de La Hacienda Las Cañas. La detonación de la mina antitanque le dio vuelta completa al camión.

En ese momento cuando aniquilamos a las tropas enemigas es cuando yo le doy la orden a Luis Cafecito que se tirara al asalto porque yo solo los tenía como a unos 20 o a 30 metros de distancia y a pesar de que la detonación del antitanque me había dejado sordo pudimos ver que sí estaban todos los soldados tirados pero lastimosamente en ese momento un helicóptero no dejó avanzar a El Cafecito… por el contrario nos atacó con disparos de rocket… y a rocketazos me los hizo retirar… cuando yo vi eso le digo a Cocaleca… Cocaleca retírate… a continuación me retiro yo, y así es como nos fuimos retirando pero te digo que sí, ese día hicimos algo por nuestros compañeros que habían sido masacrados la noche anterior. Luego de eso regresamos a La Paz Opico y rendimos el parte de guerra… y el compañero Juanón ya estaba allí y nos dijo… excelente trabajo… gracias compa… le respondo. Y es entonces cuando comienzo a preguntar por algunos compañeros… Geovanni jefe de un destacamento también y nadie me daba respuesta… solamente me dijeron que había quedado al pie de una ceiba allá por el tiangue de Zacatecoluca… allí cayó… Empiezo a preguntar por Edwin y por otros compañeros… y así sucesivamente.

Pasada la ofensiva final a mí me trasladaron para La Zona Ángela Montano y me mandaron bajo las órdenes del compañero Bernardo Torres… yo ya llegué a hacer un pelotón nomás pero también empecé a realizar otras operaciones pequeñas… pero ya allí estaba bajo las órdenes del compañero Bernardo Torres… luego vinieron los preparativos de la operación de voladura de El Puente de Oro, la misma que ejecutamos el 15 de octubre de 1981.

USA | Martes 10 enero 2017

Compartir