1970

El 1° de abril de 1970 nacen las FPL luego de los debates internos en el PCS sobre la estrategia y táctica de la toma del poder en la que habían dos posiciones, una que planteaba la necesidad de tomar el poder por la vía pacífica, a través de las elecciones con alianzas amplias, que era la institucional y otra que encabezaba en ese momento Cayetano Carpio que planteaba que esa vía había fracasado y que se debería llegar al poder mediante la lucha armada y la insurrección popular.

Cayetano, un sindicalista panadero de 52 años, en las primeras charlas nos explicó que el renunció el 28 de marzo de 1970 al PCS ya que este había caído en el economicismo (sólo luchar por salarios y reivindicaciones económicas) y que las Fuerzas Armadas Revolucionarias, FUAR utilizaba la lucha armada de fachada y de discurso con la juventud, como una cuestión táctica, pero que el partido en lo estratégico seguiría con la vía pacífica.

Que la situación interna era insostenible, ya que tenía en contra a casi toda la Comisión Política y que su decisión fue personal y que en ningún momento trató de dividir al partido ya que no quería hacerle el juego al enemigo socavando sus bases. Cayetano organizó el núcleo inicial con 8 compañeros, 4 de la célula “Frank Paiz” integrada por estudiantes de Medicina de la Juventud Comunista (Benito, Vargas, Salvador Moncada y Sergio) que eran de su confianza y 4 provenientes del sector obrero Ernesto Morales, José Dimas Alas, Armando Arteaga “Pancho” (más Cayetano) y se planteó crear una nueva organización. Lo que él llamaba el verdadero partido.

Marcial:

“En el primer grupo inicial, la dirección proletaria se la imprimieron tres dirigentes de la clase obrera y a la par, con todo entusiasmo entregaron sus esfuerzos revolucionarios cuatro egresados de medicina que aspiraban a proletarizarse”

“El primero de Abril de 1970, seis compañeros (dos de los tres obreros mencionados y los cuatro egresados ya indicados) bajo la dirección del compañero que había ocupado el cargo de Secretario General del Partido Comunista de El Salvador del cual renunció para dedicarse a la creación de un verdadero instrumento revolucionario del pueblo, se reunieron con el objeto de crear la nueva organización político militar, constituyeron el primer núcleo inicial, tomaron medidas para la formación de los primeros comandos armados y una serie de medidas que han llegado a ser trascendentales para la marcha del proceso revolucionario; vale decir, para el desarrollo de la historia”.

A los días según nos contó Marcial, que los estudiantes de medicina le solicitaron permiso para terminar sus estudios y Pancho se salió del núcleo inicial para integrarse a los otros grupos que después integrarían el ERP. Y es que al principio creyeron que la rigurosa clandestinidad no les iba a permitir continuar sus estudios y lo que se proponía era renunciar a toda la vida pasada, dejar la familia y los estudios.

El núcleo inicial se disolvió rápidamente a finales de 1970 y en ese momento la naciente organización no tenía nombre.

Fermán Cienfuegos:

“Los que veníamos de la Juventud Comunista teníamos una posición más flexible en el sentido de que podíamos iniciar la lucha armada con otros movimientos que, aunque no fueran marxistas, estuvieran dispuestos a tomar las armas. De esta manera después de amarrar la relación con los que venían de la JDC, nos dimos a la tarea de organizar el movimiento armado.”

Ferman Cienfuegos“Los esfuerzos por unificar los grupos para iniciar la lucha armada, tienen un momento importante cuando nos reunimos con Marcial en el famoso Parque Cuscatlán de San Salvador, y le planteamos “llegó la hora de unirnos”. Sin embargo, la respuesta de Marcial en términos casi textuales fue: “Es conveniente que mejor nos unamos más adelante, porque yo no confío en ese grupo de cristianos que está con ustedes”… En este momento (entonces) tenemos dos divisiones, porque dividimos el partido y, de hecho, nos dividimos nosotros.”

Marcial decía que unos grupos de la Universidad eran liberales y que no estaban preparados para dar el paso a una organización clandestina y los otros querían integrarse como grupos a una especie de organización federada en donde cada quien tenía su jefe y que eso iba en contra de una organización revolucionaria en donde la disciplina debería ser férrea y la decisión de incorporarse era conciente e individual. Lo importante no era crecer cuantitativamente sino cualitativamente así que mejor se optaría por avanzar “de lo simple a lo complejo” y partir de cero.

1971

A finales de 1971 Marcial entró en contacto con varios grupos de la Universidad Nacional para pedir apoyo a la lucha armada, entre los que estábamos los directivos de AGEUS con Memito Rivera “Cosita”, Felipe Peña, Machado, Paco Montes y yo.

Fuerzas Populares de Liberación FPL Farabundo MartíNosotros en ese momento le dijimos que no, porque no confiábamos en él ya que venía del PC y creímos que era una táctica para que apoyáramos la elecciones presidenciales de marzo de 1972 en las que participaría la Unión Nacional Opositora UNO.

También se reunió con los trabajadores del sindicato de la Universidad, STUSS y también con el grupo de la residencia donde estaba Francisco Jovel el “perico”, con Fermán Cienfuegos y otros grupos como el de Vladimir Rogel de la Juventud Comunista, quienes después se integrarían al ERP.

Los primeros Comandos Urbanos

Cayetano y creo que Dimas Alas y Ernesto Morales redactaron un documento que se llamaba UN PASO ADELANTE EN LA CONCIENCIA Y LA PRACTICA REVOLUCIONARIA DE LOS COMBATIENTES DE LAS FPL al que nosotros le llamábamos “materiales básicos” o “libro blanco”, en el que se planteaba:

  1. Abandonar el pensamiento tradicional y conservador.
  2. Asimilar la teoría revolucionaria y dar el paso a la práctica como criterio de verdad.
  3. Interpretación creadora del Marxismo.
  4. Dar el paso de la revolución en general a la organización revolucionaria concreta FPL. Total entrega a la revolución y renuncia a toda la vida anterior. De lo individual a lo colectivo, la solidaridad y camaradería revolucionarias.
  5. Contextura Revolucionaria. Férrea disciplina y normas clandestinas, sólida convicción revolucionaria, la crítica y autocrítica revolucionarias.
  6. La revolución la hace el pueblo. La importancia del trabajo político y de la lucha de las masas populares, la necesidad de organizar los Grupos de Apoyo.

Mauricio González DomínguezEn ese año habiendo superado la primera fase con el núcleo inicial, la organización pasa a llamarse “Fuerzas Populares de Liberación” pero aún no adopta el nombre “Farabundo Martí”. Los primeros comandos estuvieron dirigidos por Cayetano Carpio “Marcial”, y los integraron José Dimas Alas “Ramiro”, Ernesto Morales “Omar”, Mauricio Gonzáles Domínguez “Antonio”, Vladimir Umaña Santamaría “Ferrum”, y Sergio Orellana Acosta “Carlos”.

En diciembre de 1971, cae en combate con la Guardia Nacional el compañero Mauricio Gonzáles Domínguez “Antonio”, mientras realizaba tareas de reconocimiento y propaganda armada de las FPL en los Planes de Renderos; se recuperaron los 2 primeros fusiles G3.

1972

En marzo caen en combate contra un radio patrulla de la Policía Nacional los compañeros Vladimir Umaña Santamaría “Ferrum” y Sergio Orellana Acosta “Carlos” mientras realizaban pintas de las FPL y reparto de propaganda armada contra las elecciones, en la colonia 3 de Mayo de San Salvador.

Prácticamente los primeros comandos urbanos fueron aniquilados por los cuerpos represivos y quedaron solo 3 fundadores, Salvador Cayetano Carpio, José Dimas Alas y Ernesto Morales.

El 19 de julio la dictadura interviene la Universidad Nacional y todos los grupos estudiantiles realizamos protestas y nos reuníamos en las cafeterías alrededor de la U, para reactivar la AGEUS entre los que estábamos, Meme Rivera, Felipe Peña, Paquito Montes, Clarita Ramírez, Alejandro Solano el “ejote”, Gloria Palacios “la chinita” y yo.

Sin embargo esto duró poco ya que Felipe y yo planteamos que la lucha política se había agotado con el golpe de estado, mas el fraude electoral contra la UNO y la intervención de la Universidad; y que había que dar el paso a nuevos niveles de lucha porque era evidente que la lucha armada ya había iniciado en el país, que ya habían caído compañeros y que lo que nos había dicho Cayetano en diciembre de 1971 no era en broma.

Le pedimos a Felipe que hiciera contacto con Cayetano Carpio para incorporarnos y asi lo hizo solo que “Marcial” nos dijo que no nos podíamos integrar en grupo sino que individualmente y por decisión personal. Nos mandó el “libro blanco” para que lo estudiáramos y después de discutirlo íbamos a ir a tener un contacto con nuestro responsable.

Prácticamente todo el grupo que estábamos en AGEUS y otras sociedades estudiantiles principalmente de Humanidades, Economía y Medicina nos clandestinizamos, de allí se nos perdió Memito Rivera y luego supimos que se fue a integrar a la guerrilla de las FAR en Guatemala.

Después nos perdimos todos y aunque nos encontrábamos en la calle ni nos saludábamos, porque esas eran las normas y ya estábamos en la “clandestinidad”.

Salvador Cayetano CarpioEra un hecho; un grupo numeroso proveniente de la Universidad que estuvimos en las luchas estudiantiles, mas un grupo de maestros de Andes 21 de junio y estudiantes de secundaria, le abrió paso a una nueva fase de los primeros Comandos Urbanos y los Grupos de Apoyo de las FPL.

Los estudiantes universitarios le propusimos a Cayetano Carpio que la organización debería llamarse “Farabundo Martí” ya que solo FPL no decía mucho de nuestra historia y así reivindicábamos el nombre del heroico estudiante universitario fundador de AGEUS y miembro del Socorro Rojo Internacional quien dirigió la insurrección de 1932 junto con Feliciano Ama y aunque no era del Partido Comunista, su gesta fue la de un verdadero revolucionario dirigiendo la causa de su pueblo.

“Marcial” respondió que lo iba a discutir con los otros compañeros y a la semana siguiente nos dijo que si, que Farabundo Martí había sido ocultado en la historia por los que se oponían a la insurrección armada y que la nueva etapa de lucha sería la continuación de la gesta de 1932.

Fuerzas Populares de Liberación FPL Farabundo Martí

Las FPL nos consideraríamos desde ese momento, los continuadores de la lucha armada de Farabundo Martí que había sido truncada por su asesinato y la masacre de la dictadura en 1932.

El periódico de las FPL era “El Rebelde” que se comenzó a publicar desde 1972 y su órgano ideológico era la “Estrella Roja” que se publicó a partir de 1973 y al que denominamos con ese nombre porque así se llamaba el periódico creado durante la insurrección de 1932 y su primer ejemplar se publicó en diciembre de 1931 y cuyos redactores eran los estudiantes universitarios Alfonso Luna y Mario Zapata también miembros de la AGEUS.

El primer Comando Central (Dirección de las FPL) se formó en 1972, el cual fue integrado por los compañeros Salvador Cayetano Carpio como Primer Responsable, José Dimas Alas “Ramiro” que era prácticamente el segundo al mando y los Jefes de Comandos Urbanos, Ernesto Morales “Omar”, Felipe Peña “Ignacio”, “Rómulo” y “Ernesto Campos”.

Los primeros Comandos Urbanos se integraban de 3 a 5 compañeros entre los que recuerdo, estábamos Juan Morales Chávez “Osmín”, Gloria Palacios “Ursula”, René Contreras “Pepe”, “Juan Sebastián”, “Alberto”, “Oscar Barba”, “Tomás”, Rafael Avalos “Félix”, Roberto Sibrián “Martín”, Margarita Peña “Julia”, Roberto Gonzáles “Mayo”, “Filomeno” y “Salvador Guerra”. Además estaban numerosos compañeros que se incorporaron a los Grupos de Apoyo político-militar como Clarita Ramírez, Alejandro Solano, Andrés Torres y otros valiosos compañeros.

Comenzamos a operar en locales de garajes, mesones y cuartos que nos daban los colaboradores. Allí iniciamos la preparación militar y política que consistía en trotar, practicar karate, ejercicios con arma, posiciones de tiro, tiro en seco, arme y desarme de armas cortas en donde una sola pistola 22 nos la rotábamos entre varios grupos y tareas de reconocimiento de terreno. El estudio lo hacíamos con libros de Marx, Marta Harnecker, Actas Tupamaras, el Mini-Manual del Guerrillero Urbano de Carlos Marighela y Guerra de Guerrillas del Ché.

Heroes de TrelewLa primera campaña de operaciones armadas la comenzamos el 28 de Agosto de 1972 con la colocación de bombas a la Embajada de Argentina en el centro de San Salvador en protesta por la masacre de Trelew, luego colocación de bombas en la ITT, IBM y Coca Cola como rechazo a la intervención de Estados Unidos en Vietnam, el bloqueo a Cuba y la injerencia en los asuntos internos de nuestro país. En diciembre también se hizo la campaña de colocación de bombas en los locales del partido oficial PCN de Ciudad Delgado, San Marcos y San Salvador.

También se realizó el ataque de ametrallamiento a los policías nacionales que ocupaban el portón poniente de la U frente al edificio de la ex IVU en donde se incendiaron con molotov un carro patrulla y la caseta de vigilancia. Esta acción fue en protesta por la ocupación militar de la Universidad por parte de la dictadura.

Con estas operaciones se da a conocer la nueva organización como “Fuerzas Populares de Liberación” FPL “Farabundo Martí”, donde se hacía el llamado a luchar frontalmente contra la tiranía militar y a empuñar las armas contra los enemigos del pueblo. La consigna central era ¡REVOLUCION O MUERTE!!… ¡EL PUEBLO ARMADO VENCERA!!

Posteriormente en 1980 las FPL le hereda el nombre “Farabundo Martí” al FMLN y la consigna “Revolución o Muerte”

Atilio Montalvo "Comandante Salvador Guerra" | San Salvador, El Salvador. Martes, 1 de abril de 2014.

Heroes de Trelew

Compartir