En el año 1976 trabajaba en ANDES 21 de Junio como ordenanza (tarea encomendada por la organización)  había la necesidad de alguien de mucha confianza.

En ese tiempo Mélida A. Montes fungía como Secretaria General, mis obligaciones entre muchas era la de hacer mandados y me tocaba llevar dinero al banco.

Hacía eso cada semana y siempre utilizaba una bolsa de papel para llevar el dinero. Un día por la mañana me llaman de la Secretaria de Finanzas y me dan el encargo de llevar la remesa con un monto de 1,700 colones, y pronto al mandado, recuerdo que caminaba por la calle que pasaba por la biblioteca nacional con el propósito de pasar por la panadería las Victorias y comprar una semita alta muy deliciosa.

Mi recorrido siempre era el mismo  (malamente) a la altura de la Relojería Suiza me quede viendo un reloj que me gustaba mucho, fue el error más grande, haberme detenido a verlo.

Fui abordado por dos sujetos y me despojaron del dinero. De la forma que lo hicieron fue la de abrazarme y ponerme algo muy puntiagudo en uno de mis costados y me dijeron con voz firme danos esa bolsa y no voltees a ver, cuenta hasta diez  y empieza a caminar, transcurrido el conteo, y con la aflicción de haber perdido el dinero empiezo a caminar.

Se me ocurre visitar a mi tía Juana que tenía un puesto de artesanías en el Mercado Ex-Cuartel para contarle lo sucedido y ver que me aconsejaba, muy acongojada me dijo pues tenes que ir a tu trabajo e informar lo del robo del dinero.

Y así fue, llego a la oficina de la compañera Mélida, le informo de mi desgracia y lo único que me dice “tiene que ir a hacer una denuncia a la Policía Nacional para que le den una constancia y presentarla a los asociados para que se aclare el destino del dinero”, pienso un momento  y con mucho miedo salgo rumbo ala PN, pero se me ocurre ir a pedirle a mi tía que me acompañe según yo sería mi garantía o al menos un testigo de lo que allí me pudiera pasar.

El temor mío  no era infundado pues yo estaba organizado y pensaba en mi seguridad y la verdad no sentí que la compañera lo pensara así, aparte en esos días mi persona era muy conocida por los vecinos de enfrente de la casa del maestro, había una barbería que mas que una suposición era una realidad, eran orejas del régimen.

Pues bien mi tía me acompaña, el edificio de la policía estaba a unas cuadras de ANDES entramos y me preguntan objetivo de la visita?  les digo quiero poner una denuncia de robo, qué te robaron? les digo 1,700 colones, y sabes quiénes fueron? le digo no.... le agrego “este dinero no era mío era una remesa e iba para el banco. Sí? y para quién trabajas? les digo, en la asociación de Maestros  21 de junio “ahhh ok” .... y quiero pedirles una constancia de la denuncia “aha” me dice el que estaba detrás de una maquina de escribir.

“Espérate aquí” me dijo... llegando unos minutos después diciéndome entra por aquí y allí llegará un detective y entro en una especie de sala, llega un tipo mal encarado de esos que da cierto miedo... y me dice vos sos el de ANDES? Sí, contesto. Y qué pasó? le hago el relato de lo acontecido, con una frialdad me dice mira yo sé que vos tenés escondido ese dinero así que antes que pasemos a otra cosa es mejor que me digas la verdad... le contesto, no yo no lo tengo escondido ni me he quedado con el mmm, a mi no me das paja decime donde lo dejastes? vuelvo con mi negativa y no acepta y me amenaza “mira si no hablas vendrá otro cabrón y ese te sacara la verdad a pura verga” (perdón de ser explícito) “así que habla antes de que sea tarde” le dije, a mi me lo robaron señor mmmm.

Tenés cédula? Sí. Dámela le sacaré copia, espera aquí, llegó el que seguía y si muy amenazante y este si me hizo resarle a mi madrecita y quizás me iluminó por que recordé algo que había leído... donde decía siempre un revolucionario tiene que tener LA MENTE FRIA Y EL CORAZON ARDIENTE, eso me calmó. Y fui recordando también que un compañero me comento que en esos casos los policías ocupaban un método de tres o más.

Uno que preguntaba y que anticipaba y así se iba dando ya había pasado el que preguntaba y el que iba siendo más directo en amedrentar, pues este individuo ya fue agregándole más agresividad.. mira cipote o me decís que putas hicistes el dinero o de aquí pasaras allá abajo a que te ablanden y cantes así que decime antes que te arrepientas, le vuelvo a decir señor le digo la verdad dos tipos me la robaron y no  tengo necesidad de mentirle, ok,  oye te pidió la cédula  aquel ? si pero no me la a devuelto a bueno .

Espérate aquí pues... en segundos llegó el más amigable de todos y me echa su brazo a mi hombro y me dice, esos cabrones no están en nada de seguro te amenazaron con que te van a dar la verguiada del siglo no le hagas caso ... pero mira aquí entre nos vayamos mita y mita del dinero y pues te ayudo ya a salir de esta, le digo pero el dinero me lo robaron.

Ay muchacho no seas maje y aquí queda entre nos, donde lo dejastes? me lo robaron señor, mmm vaya pues, te llevare arriba vení y subimos.
Llegamos a un cuarto frío con estantes y dentro de ellos muchos objetos, creo yo eran cosas que ocupaban como pruebas de hechos delictivos, pues observé que algunos tenían una especie de ticket donde se apunta información y estaba con mucho polvo, al final se dejaba ver un escritorio y al que se sentaba en la silla de frente le enfocaba un foco con luz muy fuerte, atrás sentado otro individuo empieza el interrogatorio: Cómo iban vestidos? Cuán altos eran? Si me fijé en sus rostros etc...

Para variar en mi vocabulario ya existía por uso frecuente la palabra  CAMUFLAJEADO... y la usé sin pensarlo y le dije mire la verdad es que me pusieron una punta muy aguda pues hasta la camisa me la arruinaron y no me fijé cómo era su cara ni su altura pues estaban camuflajeados... Camu que ..??? si pues disfrazados pues andaban con cachuchas de manera que no dejaban ver su cara, mas aparte me amenazaron con que si les veía allí quedaba, me dijeron que contara hasta diez para empezar a caminar y eso hice...

Mmmm... la verdad no te creo pero en fin, te mostraré estas fotos miralas bien y me decís si reconoces a alguno de ellos, para mi estaba de mas hacerlo pero pues seguí la orden y ojee los álbumes de fotos.

Y? pues no no  veo  a nadie, y era cierto no vi sus caras...de nuevo las preguntas y este más directo.. Así que trabajas con los comunistas de ANDES le digo si trabajo con los maestros y decime conoces a todos los dirigentes  de ellos?
Pues si conozco a la que es la secretaria general es la persona que me contrato ,de allí pues como es la  casa del maestro llegan muchos a dar su cuota  y creo hacer otras diligencias, pero pues no se más  de lo que hacen...

Aha, y vos que haces? pues mire yo soy el que hace la limpieza, barro, trapeo, lavo baños, limpio escritorios y los mandados nada más. Decime allí llegan más personas que no son maestros, verdad?, la verdad señor le mentiría si le dijera que conozco quienes son pues mi trabajo me limita a saber quienes llegan, soy ya le dije un ordenanza.

Y sabe algo le confieso que tengo unas grandes ganas de irme del país pues a decir verdad allí gano una miseria que apenas me alcanza para pagar mi colegio, pues estudio de noche, pago mi cuarto y bus y apenas me sobra para comer.

Tengo una hermana que se fue a la USA y  vive en Nueva York, nombre de verdad?; y qué dice tu hermana de allá, qué cuenta?

Pues la verdad dice que le va bien y que ya compro hasta un estéreo, tiene su propio departamento y que si quiero empezar a ahorrar para que me vaya con el mismo coyote que ella sabe. Puta que vergón.

Mira te daré un consejo, vos estas bien bicho y si tenés esa oportunidad ándate a la mierda esta babosada aquí se pondrá peor y de verdad no te metas en mierdas que de nada sirven, vistes como los otros te trataron y no es paja aquí son crueles así que pensalo. Bueno mira aquí esta tu cédula te aviso que es posible que te sigan detectives y que vaya a donde vos vivís pues es la rutina. Así que suerte y con esto terminamos.

Valió la pena mencionar lo de venirme a USA en eso días no era mi plan y seguí en el Trabajo.

Cuando llegué a la entrada, mi tía ni encuenta de lo que había pasado, le dije, le platico después vámonos de aquí y así fue ella para su negocio y yo a presentarme con Mélida y decirle que después de todo que la constancia del informe de robo no me lo habían dado (la verdad fue tanta la prisa que no la pedí) No le conté ni me preguntó lo que en el cuartel de la policía me había pasado. Nunca me sentí vigilado pero quien sabe...

Al año me sucede un incidente peor. Por lo general los días sábados lo ocupaba para ir a traer ropa limpia, la novia que tenía me hacía el favor de lavarme y plancharme a cambio de unos colones y un buen comportamiento de mi parte, me despido como siempre y me voy a donde solía tomar el bus que de la colonia La Rabida me llevaba al centro y luego a la reunión de trabajo que por lo general era en la casa del maestro, yo tenía llave de la entrada principal y de escondidas nos reuníamos allí.

Esperando el bus, se avecina una tormenta buena, pensé me acabo de cambiar ropa no es justo que me moje iré por una sombrilla, la novia vivía a media cuadra de la parada del bus, las calles solas, no carros no gente... al bajarme de la acera me quedo en la cuneta por que veo aproximarse un Taxi y pues me daba el tiempo a que este pasara y cuál fue mi sorpresa que este  me enviste con fuerza y me deja quebrado de mi rodilla y pierna e inconsciente por la brutalidad del golpe.

Se deduce después ya cuando yo recobro la lucidez, enyesado y adolorido que fue un "accidente" PROVOCADO pues el taxi tuvo todo el espacio para poder pasar sin ninguna clase de obstáculo y no tráfico y yo en la orilla de la acera.

Y es cuando se decide por mi seguridad personal que ya no regrese a trabajar a ANDES y empiezo otra etapa en mi trabajo organizativo.

No sé si les resultara interesante mi relato pero muchas veces al tener la convicción de que lo que uno hace, piensa y promueve es justo, te crea temple, decisión y entrega sin temor a dar lo más preciado de todos, LA VIDA.

Así como yo, sé que fueron muchos los que sufrieron atentados contra su vida y lastimosamente no tuvieron la suerte que a mi me asistió.

Por ellas(os) hago un pensamiento...

Que su memoria corre en cada rincón, calle, barrio, colonia, pueblo, de nuestra querida patria. Por ellas(os)  PROHIBIDO EL OLVIDO!!!... COMPAÑEROS CAIDOS EN LA LUCHA...PRESENTES!!!

Nota del autor: Los acontecimientos son verídicos y los escribí sin la intención de dañar la imagen de nadie, en este caso de la Compañera Mélida A. Montes. Pienso ahora, que en en ese momento no vió la gravedad que me expusiera y fuera una víctima más de la tiranía Militar de esa época. Viernes 15 de Octubre de 2010.

Compartir