Martes 13 de enero de 1981: los enfrentamientos, los disparos, las ráfagas, el humo, el peligro y las siluetas de aviones y helicópteros sobrevolando los cielos, las explosiones de los combates generados por las operaciones guerrilleras relacionadas con la ofensiva final se sienten en Chalatenango, San Salvador, Santa Ana, y en particular aquí en El Frente Paracentral donde la ofensiva por parte de las tropas guerrilleras de Las FPL es perenne. El día avanzando hacia su zénit. En horas de la tarde, un grupo de milicianos y masas, bajo el mando y coordinación de Elmer, un cuadro y jefe de las milicias populares, parten desde La Paz Opico enrumbando sus pasos hacia el sur. El grupo se compone de hombres y mujeres, una combinación de campesinos y estudiantes. La misión que llevan, en la medida de lo posible, es insurreccionar a la población civil para que esta acompañe la ofensiva, y además, realizar barricadas por la terrible carretera entre Zacatecoluca y Tecoluca para dificultar el paso de los transportes de tropas y pertrechos militares de Las Fuerzas Armadas del Gobierno. Las jovencitas y muchachos milicianos portan unos pocos revólveres y pistolas – de acuerdo a sobrevivientes no eran más de tres armas – en tanto los compañeros de masas van totalmente desarmados. Pero a la altura del desvío al cantón La Joya el hijoputa azar les hace caer en el perímetro de una emboscada de tropas enemigas procedentes del CIIFA estacionado en la ciudad de Zacatecoluca. El oficial al mando da la orden de aniquilar al grupo… la balacera es indiscriminada… gritos desesperados, olor a pólvora, el olor de la sangre que se derrama por la tierra reseca… los compañeros desarmados tratando de correr para salir de la emboscada mientras los combatientes milicianos disparan sus revólveres y pistolas contra el poderoso fuego de los rifles automáticos G-3 de fabricación alemana.

“… La masacre ocurrió entre las 08.00 y las 09.00 de la noche… fue entre ese intervalo de tiempo. El lugar exacto no lo recuerdo por eso te preguntaba… yo creo que estamos hablando de lo mismo porque allí en el sector fue, y en esa misma fecha donde ocurrió la masacre.” Me atestigua Pepe Mina. “… Fue por El Desvió al cantón La Joya. Está a unas cuantas cuadras de La Hacienda Las Cañas.” Le confirmo yo. “Correcto… de eso te estoy hablando, porque cuando yo iba a poner la emboscada para contener el refuerzo enemigo la noche que íbamos a atacar la guarnición de la guardia nacional de Tecoluca el propio 13 de enero, a mí me tocó poner la emboscada de contención esperando a los refuerzos enemigos que vendrían de Zacatecoluca. Y al momento de la masacre de los compañeros yo iba cruzando con los demás camaradas del pelotón por la línea del ferrocarril cuando escuchamos la tremenda balacera... como ya te conté… y fuimos a ver… y allí conté unos 35 cuerpos sin vida…” [Pepe Mina, veterano de guerra de Las FPL. USA. Martes 27 de diciembre 2016]

De acuerdo a sobrevivientes del grupo, este se componía de unos 40 compañeros y compañeras. Allí cayó Saúl, hermano de Obdulio, y otros bichos del MERS de Santiago Nonualco y de Zacatecoluca. Existen varias versiones populares en cuanto a la cantidad de compañeros asesinados. La primera habla de 35. La segunda de 37. La tercera de 38. Y hay una que habla de 40 personas asesinadas aquel lejano día. Tres compañeros sobrevivieron a la emboscada enemiga aquel hijoputa día. Elmer fue uno de los tres que lograron escapar con el pellejo ileso. Nelson, y Javier fueron los otros dos. Elmer caería en combate años más tarde.

“… Yo me encontraba en mi casa de habitación en “La Colonia 27 de Septiembre” ubicada en las cercanías del Estadio Panorámico La Paz. No recuerdo puntual que día era pero como por la mañana llegan unos compañeros con un aviso, y me dicen que 37 personas han sido masacradas, y me mencionaron a Saúl que días antes me había pedido que lo acompañara con mis dos hijos mayores. La masacre fue en el cantón La Joya, pero mi sobrino Nelson que era parte del grupo se perdió y fue a salir por La Cooperativa a orillas de la carretera litoral entre La Fábrica de ACEROS S.A. y Santa Cruz Porrillo, y de allí tomó un bus para San Salvador. Dos días más tarde llega Lencho, mi esposo, a la casa… y le cuento que Nelson, mi sobrino, iba en el puño de gente que habían sido asesinadas, y él me contesta que Nelson se perdió pero que está con vida… más tarde llega Javier, un muchacho originario de Ulapa, y nos cuenta que él de milagro está vivo, y además nos contó que cuando iban en camino, encontraron a una mujer con un niño en sus brazos pero que él había notado que ella estaba triste, y que Elmer le había preguntado sí habían soldados por allí, y que ella le había dicho que eran compañeros los que merodeaban por esa zona, y entonces todos se confiaron… y que fue cuando los detuvieron y los pusieron en fila para dispararles… pero Javier logró disparar y corrió… y corrió en zigzag… y por eso se salvó…” [Esperanza Cortez. Víctima de la represión, con dos hermanas y un hermano asesinados, y una sobrina caída. San Salvador. Jueves 05 de enero 2017]

“… Eva Catalina Hernández Menchú fue asesinada en aquella masacre. Lo mismo Saúl Payés. Ambos pertenecientes a la tercera generación de Los Bichos y Bichas de El MERS de Zacatecoluca. Eva Catalina era la pareja de Saúl, y estaba embaraza, tendría unos 3 meses de gestación. Varios meses antes de la masacre, Eva Catalina fue detenida por tropas del CIIFA cuando venían de una reunión de estudiantes allá por el turicentro Ichanmichen. Fue capturada a la altura de la colonia Ana Bella y en las cercanías del beneficio de café donde ahora está ubicado el centro comercial. Estuvo varios días desaparecida, y fue violada por la soldadesca del CIIFA. La familia Menchú de Zacatecoluca tiene unos 6 asesinados y desaparecidos en sus filas: Eva Catalina, Moris El Fish, Milo, Juan [El padre de familia] Toñito uno de los sobrinos, y otro más cuyo nombre no recuerdo. Los hermanos, Saúl y Obdulio Payés, eran originarios de Santiago Nonualco. Eran hijos de un cañero de la zona. Obdulio está en la nómina de las personas desaparecidas.” [Esperanza Cortez. Víctima de la represión, con dos hermanas y un hermano asesinados, y una sobrina caída. San Salvador. Domingo 08 de enero 2017]

Compartir