Fue una etapa del resurgimiento obrero luchando por sus derechos, en los que pedían mejores salarios y prestaciones laborales y denunciando a las patronales sus lacayos opresores.

Participamos en solidaridad, Campesinos agrupados en FECAS y UTC como también estudiantes universitarios (UR-19), estudiantes de secundaria (MERS)  pobladores de tugurios (UPT), maestros (ANDES 21 DE JUNIO) y muchos compañeros Obreros de las diferentes fábricas que en ese entonces apoyaban la justeza de las reivindicaciones inmediatas, dirigidas en ese entonces por la comisión obrera que estaba integrada por compañeros de diversos sectores. Conducidos todos por El Bloque Popular Revolucionario (BPR).

Salíamos a las calles adyacentes a denunciar los atropellos contra nuestros hermanos obreros, hacer conciencia en la población de la justeza de la lucha reivindicativa de esos días y la necesidad de que solo organizados y luchando combativamente se lograrían las demandas de todos los Salvadoreños.

La intransigencia, como era de esperarse de las patronales hizo de las tomas un arma de presión para la consecución de las demandas.

Recuerdo que  una tarde salimos en manifestación para denunciar la falta de interés de las patronales de El León y Diana, y en el centro de San salvador para ser exactos a un costado del parque Hula Hula fuimos emboscados como ya era costumbre del gobierno en turno utilizando a la policía nacional. Nos empezaron a disparar  provocando la muerte de un compañero del Campo y las heridas en una menor hija de una de la señora vendedora ambulante del sector.

Esa tarde se tomó de nuevo la catedral metropolitana velando allí los restos del compañero. Al día siguiente por la tarde, salimos rumbo al cementerio general a enterrar los restos, ya para esos entonces después de tantas veces que éramos reprimidos se formaban grupos de "seguridad"  que eran mas que todo para dirigir a los compas que no eran de la ciudad para que no se perdieran y fueran víctimas de los orejas, policías nacionales, policías de hacienda y hasta los policías municipales (choriceros).

Nos dejaron pasar hasta el interior del cementerio quedando un grupo de compañeros también afuera cuando sin saber de dónde empezaron las detonaciones de armas de parte, esa ves de elementos de la policía municipal, hubo retirada ordenada pero también algo nuevo en esos días, compañeros respondieron al fuego no se a ciencia cierta cuántas bajas de los policías hubieron.

Esa respuesta de fuego no era más que las primeras respuestas de lo que llegaría a ser después las Milicias Populares. Cosa que dio mucha motivación y sentir de alguna manera protección. Recuerdo esto, y es que estando fuera del cementerio me arrodillé, cubriéndome de las balas junto a un árbol y sintiéndome muy "protegido" pues a la par mía estaba un "compañero" (según yo) con un revolver 38 sin disparar solo viendo  y diciéndome no te pares cipote esta feyo el asunto, quédate aquí, y tranquilo... de repente  salen los compas en retirada y este dispara contra ellos, los compas milicianos lo hacen huir dejándome saber...que el tal "compañero" era un oreja, el  individuo andaba de sombrero y pues yo me fui con la pinta. Ya llegado el termino de la actividad regresamos a la Fábrica León y cual fue mi sorpresa, hubo requisa de armas y pues eso fue un "secreto" que no todos se dieron cuenta.

Esa huelga en la fábrica El León que guardo con mucho cariño:

Llega el padre Ernesto Barrera Motto, a el ya lo había conocido con anterioridad pues se me había dado la tarea de atención a compañeras de colegios católicos y Neto tenía algunos conectes yo lo había visitado en su parroquia, y sabía que él colaboraba con compañeros del grupo que atendía al sector obrero. Pues bien, vi que se dirige a  compas de la dirección del MERS, plática con ellos.

Se me llama y me dicen que hay una actividad fuera de San salvador y que si quería ser voluntario y acompañar a el padre Neto a esa tarea, les dije que sí. Nos reunimos cuatro compañeros Neto, nos explicó la razón de la tarea, que era ir a no recuerdo, si era a Mataderos de El Salvador o a El Granjero, pero era en Sonsonate, para ir en apoyo de los compañeros que iniciarían un paro de labores (les llamábamos Piquetes) Y bueno se quedó de irnos en la madrugada y así fue.

El manejaba un "escarabajo Volkswagen” lo abordamos, tres atrás que eran de una de las organizaciones del campo, el padre Neto y yo. Tomó quizás sin pensarlo la calle que pasaría exactamente frente a la Embajada Norte Americana cerca de la fuente luminosa y con la "novedad" que había un reten de la Policía Nacional frente a la embajada.

Antes de que llegara el oficial, Neto dice... “traen algo que comprometa?” dijimos si, apuntes y dos traían revolver, no dijo comentario.
Nos abordan, y nunca se nos ocurrió armar leyenda alguna, así que estábamos a merced de lo que a Neto se le ocurriera decir.

Llega el policía y pide licencia y registro y él se identifica antes con su carnet que lo acreditaba como cura y párroco de Mejicanos, pero de todas maneras nos bajan y nos ponen de cara a la malla ciclón. Él se queda conversando con el sargento y me imagino todos pensando que se iba a hacer.
Ya iba uno de los policías a catearnos cuando de repente lo llaman y nos dicen que abordemos el carro, sudando creo todos lo hicimos lo más rápido que se podía, sé que en circunstancias así se domina el nervio, de lo contrario nos hubiéramos delatado.

Neto se sube, enciende el carro, camina unas cuadras y dijo fuerte HOY SI CREO EN DIOS!! nadie dijo una palabra sólo se oyeron en unísono respiros de alivio.

Ya en el camino relata Neto la leyenda que se le ocurrió en el momento preciso.

 El policía le cuestionaba quienes éramos nosotros y por qué andaba un megáfono atrás de su carro, no sé cuántas veces había dado por muerta a su madrecita pues fue lo que nos salvó, eso dijo que íbamos al entierro de ella y que nosotros éramos ayudantes y acompañantes y que el megáfono serviría para darle una misa en el cementerio de Sonsonate y por suerte esa leyenda fue la que nos salvó de la captura o muerte en ese día.

Llegamos a nuestro destino, apoyamos a los compas y misión cumplida, regresamos cada uno a nuestro destino contando esta anécdota de vida a los demás compañeros de lucha.

Compañeros todos:
La intención de estas lineas es para darle seguimiento y continuación de lo que fue y es nuestra historia de lucha consecuente y que antes de la guerra hubo una represión cruda, sanguinaria y total contra toda manifestación de protesta, para exigir nuestras más sentidas necesidades que con justeza nos pertenecía hacer. Recordemos a muchos de nuestros compañeros que están en el anonimato y que también son y forman parte de esta historia que ya casi nadie cuenta. Dejando en claro que  merecen ser nombrados los que nos acordamos de todos ellos por su nombre de pila o seudónimo. Muchos fueron los que derramaron su sangre, muchos fueron los que sufrieron torturas, persecución y desaparición, también son héroes y próceres nacionales por la libertad. Hago un llamado a la aportación de cada uno de los sobrevivientes de esta Guerra justa a escribir para las nuevas y futuras generaciones sus vivencias.

  • Mirna Barrera Presente!
  • Pedro Aparicio    Presente! 
  • Luz Dilia Arévalo  Presente!
  • Mauricio Lizama Presente!
  • Nubia Irazema Presente!
  • Daniel G.Ramos Presente!
  • Bessy Presente!
  • Carmen Elena Presente! y Miles compañeros más Presentes!

Lugar: Fábrica El León
Año: 1977
Actividad: Huelga Obrera
Escrito: Octubre de 2011

Compartir