A la memoria de Fredy Rivera "Tito", Jefe de pelotón de un destacamento del Batallón Ernesto Morales Sandoval, en el frente Paracentral   

En eso de la Guerra, conocí muchos amigos que cumplieron su misión casi de manera perfecta: uno que en esta ocasión quiero traer al recuerdo tenía de seudónimo TITO, su nombre FREDY RIVERA, provenía de allí por El Castaño, jurisdicción de Jiquilisco del Departamento de Usulután, tenía aproximadamente unos 24 años, era moreno, fornido de cuerpo y tirando a una altura de un metro sesenta....  

Luego de unos años en aquellas andanzas, llegó a ser Jefe de pelotón de un destacamento del Batallón Ernesto Morales Sandoval, en el frente Paracentral... Le gustaba siempre andar uniformado y siempre aparentaba estar confiado, con las cintas de las botas sueltas, el cinturón desabrochado y dando un aspecto relajado, frío, confiado... Le gustaba tener el control íntegro de sus combatientes, sabía de memoria el estado de la vitualla y de salud de cada uno, procuraba siempre estar en contacto con sus superiores inmediatos (Anacleto y Daniel "el Profeta", de quienes luego también contaré), en fin era una persona y un hombre de fiar...

Iniciando diciembre del 84, algo sin prever, se travó un combate en la falda poniente del Chichontepeq contra el Batallón Nonualco de la Fuerza Armada de Zacatecoluca... Luego de ratos de balaceras, maniobras y peripecias la unidad del ejército se escapaba por el costado sur del teatro de la batalla y allí cerquita estaba TITO, el contrincante se escapaba por una quebrada de casi 3 metros de profundidad y unos 4 de ancho, ese flanco no estaba cubierto y no había tiempo de ponerse a gritar a los combatientes para impedirlo.... Sólo había una manera de intentar impedirlo y el jefe pelotón único que podía hacerlo estaba ahí... Tito ordenó a una escuadra que lo cubriera, sacó sus 2 granadas de mano, les quitó el seguro, tiro una y saltó donde había explotado, con el fusil en una mano y la granada en la otra, no se habían levantado los soldados por la explosión y él les cayó en medio ordenandoles que se rindieran con su voz segura y fuerte.... Y en la confusión , duda y gritos de los demás que desde arriba apoyaban a su jefe, casi una compañía del ejército se rindió, incluyendo a dos Sub tenientes que jefeaban dicha tropa.... Montiel, recuerdo que era o es el apellido de uno de aquellos oficiales.... 

También puede leer: Epístola al Comandante Marcial 

Unos años después, luego que el mando de las FPL fmln decidiera injustamente ejecutar a jefes y combatientes.... Me enteré de la cruel ejecución de Tito..... Y en un encuentro con uno de quienes lo asesinaron, le recordé aquella actuación y otras donde aquél había operado con arrojo, entrega total y demás características... Y tristemente escuché de ese ahora dirigente político, aquélla cruel oración.... FUE AGUERRIDO CONTRA EL ENEMIGO, PORQUE ERA DE LOS MISMOS......!!!!

Pablo Parada Andino, Comandante Goyo de las FPL-FMLN | Jueves, 1 de marzo de 2018

Compartir