El Rebelde, Diciembre de 1977 ( Año 6 - No 62)

La necesidad de desenmascarar las corrientes desviadas

La Guerra Prolongada del pueblo es un proceso dialectico que va adquiriendo mayor complejidad, dimensión y profundidad a medida en que más amplios sectores del pueblo explotado y oprimido elevan su grado de conciencia, de organización, de disposición y de participación activa en el proceso revolucionario.

Cuando decimos que es un proceso dialectico, tomamos en cuenta no solo la experiencia internacional del proletariado y de los pueblos que han desarrollado victoriosamente su proceso de liberación, sino también y de manera concreta, la rica y dura experiencia de los ocho años de guerra popular prolongada que lleva empeñado nuestro heroico pueblo y las casi dos décadas a nivel centroamericano.
Es decir, que la guerra de pueblo no puede concebirse románticamente como una vía ancha, sin tropiezos, que se va recorriendo por parte del pueblo de manera llana y con incremento fácil. Sino en medio de ingentes dificultades que en cada uno de sus tramos tiene que vencer para avanzar y ganar superiores niveles en todos sus sentidos. 

  • La Ley de Orden Publico Medida contrarrevolucionaria. (pág. 5)
  • Tiranía Militar Desaloja Humildes Familias Campesinas. (pág. 7)
  • 19 años de REVOLUCION CUBANA. (pág. 9)

Compartir