Un paso en la conciencia y práctica revolucionaria

Ponemos en manos de toda la militancia de nuestra organización, de los aspirantes a miembros, colaboradores y simpatizantes, el presente material que orienta con profundidad sobre el forjamiento de nuestra contextura humana y moral revolucionaria interna, como elemento decisivo para poder entregar al pueblo, en su guerra revolucionaria prolongada, -todo lo que podamos como humanos, como revolucionarios.

Con motivo de esta tercera edición de "UN PASO ADELANTE EN LA CONCIENCIA Y EN LA PRÁCTICA REVOLUCIONARIA DE LOS COMBATIENTES DE LAS FPL", que hemos denominado "COMPAÑEROS HÉROES DEL 15 DE NOVIEMBRE" es importante poner de relieve el papel inapreciable que ha desempeñado el estudio de este documento en la formación proletaria de un buen numero de abnegados y entregados compañeros, que han abonado con el ejemplo de sus vidas y muertes heroicas el sendero luminoso de la guerra prolongada del pueblo.

"Un Paso Adelante en la Conciencia y en la Práctica Revolucionaria de los Combatientes de las FPL" ha sido también una antorcha siempre encendida para los que estamos entregados a la lucha, y tendrá que seguir contribuyendo sensiblemente en el forjamiento de una conciencia acerada de las Nuevas Generaciones de Combatientes por la Revolución - que habrán de seguirse integrando al Proceso Revolucionario.

Tomando en cuenta el gran aporte que "Un Paso Adelante..." significa para El Salvador, hemos dado, con orgullo revolucionario el nombre de "Compañeros Héroes del 15 de Noviembre (1978) Ricardo, Luis y Lito" a esta tercera edición.

Los compañeros Ricardo, Lito y Luis combatieron con las armas en la mano, con aguerrida fiereza y odio consciente de clase, con confianza infinita en el pueblo, con la seguridad en la victoria de su justa causa, con todas estas características propias de un revolucionario y de un militante de las FPL... Entregaron sus valiosas vidas por un entrañable amor al proletariado, al pueblo y a nuestra organización.

Se batieron con solo dos pistolas frente a muchos centenares de soldados, guardias nacionales, policías nacionales y de Hacienda, salvaguardaron los sagrados secretos de la organización y combatieron hasta el último segundo... Así como tantos muchos héroes del pueblo el sublime ejemplo de Ricardo Luis y Lito, los Héroes del 15 de Noviembre, y el de todos los demás compañeros heroicos, nos han legado imperecederas enseñanzas, las cuales tenemos que asimilar para llenarnos de mas energía en el trabajo cotidianos, de más coraje para el combate contra el enemigo de clase, de mas amor para el pueblo de más odio hacia ese enemigo de clase, de mas abnegación, de mas entrega hasta la revolución o la muerte, hasta el triunfo del pueblo en armas.

¡Vivan siempre entre nosotros los Héroes del 15 de Noviembre, Ricardo, Luis y Lito!

¡Honor en la lucha diaria al ejemplo de los Héroes del Pueblo!

¡Lealtad de Acción con Nuestro Pueblo!

¡Amor Infinito a las FPL... Siempre!

¡Revolución o Muerte! ¡El Pueblo Armado Vencerá!

“He dado lo que quise y lo que tenía que dar por mi pueblo”.

Carlos Antonio
José René
Lizandro

EL SALVADOR C.A.
15 DE NOVIEMBRE 1978

Compartir