María Candelaria Navas

El 16 de enero de 1992, las fuerzas guerrilleras que constituyeron el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) y el gobierno de El Salvador firmaron el histórico convenio de paz en el Castillo de Chapultepec, en México. Este acuerdo puso fin a un conflicto que duro más de una década (1979-1992) y traumatizo a una nación entera. Esta guerra, genero 1.5 millones de refugiados y aproximadamente 70.000 asesinados, la mayoría civiles.

Tras la firma del acuerdo, surgió un optimismo general con respecto al futuro de El Salvador. Al fin la paz y la democracia parecían estar al alcance de la mano, la plena instauración de los acuerdos de paz en el país tendrían que conducir a cambios profundos en las estructuras socioeconómicas y políticas establecidas. El reto de las antiguas guerrillas consistió en encontrar la manera de proseguir la lucha por la justicia social, al tiempo que buscaban su transformación hacia convertirse en partido político.

También debían demostrar que los acuerdos de paz efectivamente representaban una "revolución negociada". Difícil y complicada tarea ya que era necesario reinventarse ideológicamente, en especial por la caída del socialismo real en Rusia y Europa del Este situación que como sabemos" ha llevado a que la izquierda revolucionaria en América Latina, África y Asia reexamine la ideología socialista, dado que, repentinamente, se tuvo la impresión de que el paradigma socialista," la luz conductora" de los movimientos revolucionarios del mundo en vías de desarrollo, había perdido su legitimidad".

En El Salvador, la dirigencia del FMLN fue muy explícita en afirmar que la guerra revolucionaria estaba abanderada por el socialismo. Al respecto el Dr. Luciak entrevisto al legendario dirigente Schafik Handal el 10 de febrero de 1996 como jefe del reciente disuelto Partido Comunista de El Salvador y uno de los cinco comandantes militares del FMLN durante la guerra, quien afirmo a la luz de la realidad "postsocialista" que el FMLN se encontraba en proceso de formular un nuevo proyecto político y en relación con la Tendencia Comunista, dentro del FMLN, afirmo que "cuando hablamos sobre los comunistas, nos referimos a los comunistas de fines de este siglo, es decir, gente que está elaborando una Nueva Forma de Pensar que aun no está escrita".

En este trabajo pretendo explorar la dinámica sociopolítica que dio paso a las organizaciones de mujeres que trascendieron las demandas de clase hacia las de género en el marco y lógica de la "nueva forma de pensar". Durante los años ochenta, las guerrillas lucharon contra el proyecto hegemónico de Estados Unidos y sus aliados internos. A esta pugna por la justicia social y económica, se integraron muchas mujeres, quienes deseaban participar en la "construcción de una nueva sociedad".

Siendo el hilo conductor de este trabajo la participación de las mujeres como grupo organizado o como personas de manera individual, es de justicia visibilizarlas en la guerra, por lo tanto analizare, a continuación, el nivel de participación de las mismas en el FMLN durante la guerra.

Después de la firma de los acuerdos de paz, las fuerzas del FMLN debían de desmovilizarse en un proceso que consto de cinco etapas, del 1 de mayo al 31 de octubre de 1992. La Misión de Observadores de Naciones Unidas en El Salvador (ONUSAL) superviso la desmovilización, tomo los datos y fue consignando a cada uno de los miembros del FMLN. Siendo inscritos de acuerdo con su categoría, como combatientes, lisiados no combatientes o políticos. En 1994, la ONUSAL registro un total de 15.009 miembros del FMLN, integrados por 8,442 combatientes, 2,474 lisiados no combatientes y 3,983 políticos. El número total de mujeres fue de 4,492 o 29.9%.

Algunos investigadores tienen sus reservas con los datos de ONUSAL, dado que se supone que entre el 10 y el 15% de los miembros del FMLN no fueron incluidos, por varias razones que tienen cierta lógica dada la historia de represión y violencia en El Salvador. Por ejemplo: algunos no estaban dispuestos a revelar su verdadera identidad, después que lograron infiltrarse en oficinas gubernamentales; otros tenían poca fe en la viabilidad de los acuerdos de paz; algunos altos oficiales del FMLN no lo hicieron para dar ejemplo y que no se interpretara como que quisieran sacar ventajas de los beneficios a los que tenían derecho las personas que se registraran. Sin embargo dadas esas limitaciones a continuación analizaremos algunos datos ofrecidos por esa Institución.

Segundo Encuentro Nacional de Historia
Del 16 al 20 de julio de 2007.
San Salvador, El Salvador.
Escuela de Ciencias Sociales
Facultad de Ciencias y Humanidades
Universidad de El Salvador

* María Candelaria Navas , investigadora de Asuntos de la mujer en El Salvador: "La primera reunión de las FPL [ Fuerzas Populares de Liberación -FPL- Farabundo Martí ], uno de los cuatro grupos que iban a crear el FMLN [ Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional ], tuvo lugar en mi casa. Desde entonces fuimos la cede de muchas otras y siempre prestamos apoyo logístico. Fue el comienzo de los años 70. "Enseñé en la universidad desde 1974 hasta 1977 pero me despidieron por razones políticas y fui exiliada en México durante diez años. "Las mujeres pueden ser definidas como la causa de mi vida. He trabajado en la recuperación de la historia del papel de la mujer durante la guerra. Yo también trabajé en el desarrollo de la capacidad de las mujeres en el proceso de repatriación en El Salvador después de los acuerdos de paz. Estoy muy orgullosa que muchas de las mujeres que he entrenado son ahora líderes en sus comunidades. "A través de mi experiencia , creo que es muy urgente de repensar el feminismo en la perspectiva del tercer mundo".

Compartir