Comunicado sobre la muerte de Roque Dalton

Comunicado del Ejército Revolucionario del Pueblo E.R.P.   

El Ejército Revolucionario del Pueblo E.R.P. acaba de salir victorioso de una de los ataques más peligrosos que lanza la tiranía y el imperialismo. Los aparatos de policía secreta del país dirigidos por la C.I.A. (Agencia de Inteligencia del imperialismo Norteamericano) hicieron el intento de infiltrarse en nuestra organización revolucionaria con el propósito de destruirla y hacer caer a las masas populares en la frustración al ver una de sus organizaciones de vanguardia aniquilada por el enemigo.  

No obstante, los revolucionarios salvadoreños ya dejamos atrás el tiempo en el que la policía secreta y la C.I.A. actuaban sin ser detectadas, asesinado a revolucionarios en crímenes que nunca fueron esclarecidos, y capturando a gente trabajadora y revolucionaria.

El Ejército Revolucionario del Pueblo logró detectar y contrarrestar la infiltración enemiga y por eso el enemigo ha reaccionado con los rastrillos, las capturas, los bloqueos de carreteras con el objetivo de destruir a las organizaciones revolucionarias con los métodos convencionales, ya que sus métodos de infiltración fracasaron rotundamente.

El Ejército Revolucionario del Pueblo fue objeto de infiltración enemiga por medio del salvadoreño Roque Dalton, quien militó durante algún tiempo en nuestra organización revolucionaria y quien estaba colaborando con los aparatos secretos del enemigo. La labor traidora que realizó Roque Dalton en el seno de nuestra organización costó a nuestra organización y a nuestro pueblo la vida de dos de sus mejores combatientes Armando y Mauricio y el fracaso de algunas acciones militares revolucionarias. Roque Dalton fue detectado, capturado y fusilado por las fuerzas del E.R.P. Existen innumerables pruebas de su labor traidora en el seno de nuestra organización.

Ante este éxito del E.R.P. contra la infiltración, el enemigo ha reaccionado rabiosamente con los rastrillos, los cercos, los bloqueos de carreteras y mas refinadamente tratando de confundir a los sectores populares, publicando volantes y difundiendo rumores a nombre del E.R.P. Hacemos un llamado a todos los sectores revolucionarios y progresistas a no dejarse confundir con estas medidas del enemigo.

El Ejército Revolucionario del Pueblo E.R.P. siempre reconocerá públicamente las acciones militares que realice y sus comunicados tiene que ser suscritos por el Estado Mayor del E.R.P. o bien por el Partido de la Revolución Salvadoreña marxista-leninista (actualmente en formación).

La prueba por la que ha pasado nuestra organización ha sido dura, pero también ha consolidado y compactado a nuestras filas. La decisión inquebrantable de Vencer o Morir, que ya se ha manifestado en múltiples combates con el enemigo, se mantendrá hasta el triunfo de la Revolución Salvadoreña.

VENCER O MORIR

ESTADO MAYOR DEL EJERCITO REVOLUCIONARIO DEL PUEBLO E.R.P.  

Fecha: 1975 05 10 | Grupo: Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP) | País: El Salvador | Categoría: Comunicado | Fuente: CEDEMA.ORG 

Roque Dalton y Armando Arteaga

El 10 de mayo de 1975, el poeta ROQUE DALTON fue asesinado por miembros de la organización guerrillera a la que pertenecía: el Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP). Fue privado de libertad el 13 de abril de 1975 junto con su compañero ARMANDO ARTEAGA, alias “Pancho”, un líder del ERP de origen campesino. ROQUE DALTON fue acusado de instigar a Armando Arteaga para que se rebelara e impulsara un complot contra el Estado Mayor de dicha organización.

Carlos Rico Mira, en un relato sobre los hechos, afirma que en una casa de seguridad del ERP ubicada en el Barrio Santa Anita de la ciudad de San Salvador, ROQUE DALTON y ARMANDO ARTEAGA permanecieron detenidos por sus compañeros de organización. Días antes, Vladimir Rogel –alias “el Vaquerito” y uno de los cuatro máximos dirigentes del ERP de la época– en un ataque de furia contra los “intelectuales” había dado de patadas a ROQUE DALTON. Algunas personas comentan, que previo a los asesinatos de ambos, la Comandancia General del ERP –entre cuyos integrantes se encontraban los imputados– realizó un “juicio sumario” en su contra y los “sentenciaron” a la pena de muerte. A la fecha, no está claro si fueron ejecutados en el mismo sitio o en otro lugar; tampoco si fueron fusilados, apuñalados o utilizaron cualquier otra modalidad para tal fin.

De igual forma, se desconocen los sitios donde estuvieron en cautiverio y fueron ejecutados, pues nunca lo han querido dar a conocer sus asesinos confesos. Pese a ser uno de los derechos de la familia doliente el conocimiento de la verdad plena, ni lo anterior ni el sitio donde fueron sepultados se le ha notificado; ello, no obstante las constantes peticiones a los responsables de los hechos.

Es sabido públicamente que, durante un tiempo, el ERP mantuvo la versión de que los cadáveres estaban “resguardados”; quizás enterrados en el mismo lugar donde fueron asesinados, en el Barrio Santa Anita. Existe otra versión, incluida en un informe de la Misión de Observadores de las Naciones para El Salvador (ONUSAL), en la cual se afirma que los cuerpos de las víctimas indefensas fueron inhumados en el lugar conocido como El Playón, departamento de La Libertad; según dicho relato, ambos cadáveres quedaron enterrados a poca profundidad y los animales los devoraron; luego, tiraron sus restos óseos en una quebrada cercana por el Juez de Paz de Quezaltepeque y agentes de la extinta Guardia Nacional, quienes fueron llamados por vecinos del lugar.  Fuente: Archivo Roque Dalton  

Compartir