Comandante Dimas Rodríguez

Comunicado de la comandancia general al pueblo salvadoreño y a la comunidad internacional

El pueblo salvadoreño, bajo la conducción de su vanguardia el FMLN, mantiene una ofensiva continúa por la democracia, por la justicia social, contra la dictadura militar que por más de 6O años oprime a nuestro pueblo: para que podamos vivir en paz, en libertad y conquistemos la independencia y auto-determinación. En estos 30 días de ofensiva, hemos demostrado la justeza de nuestra lucha, así como el heroísmo, audacia, capacidad militar y espíritu de sacrificio de jefes y combatientes del FMLN que han recogido la amplia simpatía y apoyo del pueblo. Este vigoroso empuje combativo y libertario de nuestro pueblo tiene al borde de la crisis la maquinaria represiva y genocida del gobierno de Alfredo Cristiani. Bastaron solo unos días para demostrarle al mundo que toda la ayuda millonaria de los Estados Unidos a un ejército anti popular, genocida y-corrupto fue incapaz de contener a nuestras fuerzas que penetraron a la capital, tomaron posesión del terreno y propinaron el mayor desgaste que este ejército ha sufrido en los nueve años de guerra.A pesar de lo que todo el mundo consideraba como imposible, nos quedamos en las ciudades y las unidades maniobraron en un terreno donde el Alto Mando concentró el 60% de sus tropas de operaciones: atacamos a su Cuartel General principal. Y penetramos las áreas de asentamiento de los que han sido los amos en El Salvador, las zonas residenciales de la Escalón y San Benito. Esto refleja la incapacidad militar del mando estratégico, Ponce, Larios, Zepeda, Montano y por otro lado la alta capacidad militar de las fuerzas guerrilleras del FMLN, configurando de hecho en El Salvador una dualidad de poderes político-militar. Para salir del colapso militar y detener los levantamientos populares que se estaban produciendo, el Alto Mando recurrió al genocidio y al terror: ordenó los bombardeos masivos de los barrio de San Salvador, Zacatecoluca, Usulután y San Miguel, ocasionando más de 30 mil viviendas dañadas, decenas de miles de pobladores afectados, miles de muertos y decenas de desaparecidos.

Acompañando al genocidio con el terror, Ponce ordenó al jefe de la policía de Hacienda ejecutar el oprobioso asesinato de los Jesuitas, la persecución de las iglesias, de los dirigentes sindicales y de los partidos opositores. Apresaron a miles de salvadoreños, acusándoles de simpatizar con el FMLN. Actualmente las cárceles se encuentran llenas y cientos de familias buscan a sus seres queridos capturados y desaparecidos. Ante esta situación distintos foros internacionales, gobiernos y personalidades de todo el mundo han realizado una intensa labor de gestión por abrir el camino de la negociación política para solucionar el conflicto salvadoreño y evitar así el genocidio en que se ha empeñado el gobierno y ejército de la dictadura militar salvadoreña: Y es este mismo ejército quien se empeña en impedir que estas gestiones prosperen. Es esta realidad la que ha llevado a configurar la mediación de la Secretaria General de la ONU. . Estamos ante una nueva realidad: la ofensiva del FMLN desde el 11 de noviembre ha abierto la posibilidad de alcanzar la paz y la democracia para nuestro pueblo. Este enorme esfuerzo ha costado mucha sangre y sacrificio de los mejores hijos de nuestra patria: héroes anónimos que hoy reivindicamos.

En este contexto, con profundo dolor comunicamos a todo el pueblo la caída en combate de nuestro querido dirigente Comandante Dimas Rodríguez, fundador y segundo responsable de las Fuerzas Populares de Liberación, FPL: quien por muchos años dedicó todo lo mejor de su vida a la construcción de las Fuerzas Revolucionarias, a la formación de los cuadros, así como a la elaboración, desarrollo y conducción de la Estrategia político-militar del FMLN. Comandante Dimas Rodríguez, nombre de combate del compañero profesor Nicolás Hernán Solórzano Sánchez, quien con grandes sacrificios desarrolló sus estudios, siendo primero trabajador del campo, obrero y promotor social, condiciones que lo llevaron a desarrollar ampliamente su sensibilidad y conciencia social, hasta dar la vida por la liberación de nuestro pueblo.

La sencillez, humildad, combatividad,heroísmo, capacidad de aporte y conducción del Cte. Dimas constituyen un ejemplo que perdurará por siempre en el corazón de jefes, combatientes y de todo nuestro pueblo.

Nicolás Hernán Solórzano Sánchez, Comandante "Dimas Rodríguez"

Sus enseñanzas, consejos y audacia están presentes en nuestra ofensiva y nos ayudarán a guiarnos hasta conquistar nuestra plena libertad, independencia y democracia. Nuestra admiración y reconocimiento al Cte. Dimas Rodríguez y a todos los compañeros caídos por la causa justa de nuestro pueblo. Seguimos adelante, hasta la victoria. .

HONOR Y GLORIA A NUESTROS COMPAÑEROS CAIDOS.

LA OFENSIVA CONTINUA, LA VICTORIA ESTA CERCANA.

COMANDANCIA GENERAL

San Salvador. 18 de diciembre de 1989.

Compartir