Compañeros del C.C. de la J.C.

Ante los acontecimientos de la guerra muchas personas se han inquietado por las perspectivas del movimiento revolucionario en El Salvador y a nivel C.A. y las posiciones en la practica de la dirección política del P.C. no han aparecido muy claras desde afuera de la organización y aun desde adentro.

Podemos asegurar que nuestras posiciones, nuestra actividad se reduce a esperar a que se den los acontecimientos revolucionarios, a que cuajen los flujos y ahí terminan toda nuestro hacer. Ello podría decirse que es un error pero en si es el método de trabajo economista, el criterio de que las condiciones maduren, de que debemos actuar por reflejos de estímulos y dejar ir los golpes débilmente.

El guía del proletariado, no es guía de los acontecimientos históricos, sus métodos de trabajo deben de acelerar el proceso de la revolución y es ahí donde debemos centrar los esfuerzos. Esa es la medula que debemos inculcar en el espíritu revolucionario, acelerar, influir en la masa, organizarla. No deseamos esperar que la revolución venga hacia nosotros.

En el actual momento, objetivamente, no hemos acumulado fuerzas, mas bien se las hemos cedido a la oligarquía nacional. En el seno del PC hay influencia REVISIONISTA. ¿Cómo podemos describirla?. “el objetivo final no es nada; el movimiento lo es todo”, frases de Bernstein que cita LENIN y que viene a determinar, “adaptarse a las minucias políticas”, “olvidar los intereses fundamentales del proletariado”.

Hasta ahora no han sido definidos los objetivos revolucionarios a llevarse en la práctica. No mantuvimos con decisión y firmeza la posición inicial, mas bien la abandonamos. Creo que las posiciones revolucionarias se mantienen cueste lo que cueste y son los grandes acontecimientos los que disciplinan a las organizaciones. Pero si nosotros mantenemos posiciones débiles, oportunistas, ello influye en la organización regresivamente el germen de la pasividad.

1 - Nosotros defendimos la integridad territorial y es correcto. Nosotros distinguimos a quién desfavorecer la guerra. Quién la propicia, por qué retrocedimos?

2 - Mostramos una conducta emotiva cuando sabemos que los informes, las noticias que se les dan a las grandes mayorías son deformes, esta presión que la gente nos mostró, nos llevo a realizar llamados patrióticos y el reflejo fue un temor a ser desplazados por la mesa, y entonces olvidamos que el movimiento no es un grupo minoritario que trata de cuidarse, sino de orientar al pueblo, guiarlo hasta agotar los recursos humanos. O es que agotamos los recursos humanos?. Se abandonó la masa y se hicieron los corrillos de discusión.

EL REVOLUCIONARIO NO DEBE TEMER A DECIR LA VERDAD. No es primera vez que los revolucionarios se oponen a una guerra reaccionaria.

3 - Las vacilaciones y los viajes fueron producto de la baja conciencia y la contaminación nacionalista, producto de que no teníamos objetivos y es mas nos daba la oportunidad de caer en OPORTUNISMO de los virajes que dictaba la reacción. La unidad de acción se da cuando hay intereses comunes y propósitos. Los intereses de clase, se descartan. Los propósitos no los definió el gobierno? Que se vengan todos los salvadoreños dijo el presidente antes de la guerra. Olvidamos además que la violencia indirecta la ejerció El Salvador ante los emigrados y lo que hizo Honduras fue ejercer la violencia por medio de los instrumentos del Estado (ejército-CES…). Entonces como podíamos aceptar violencia sin objetivos.

4 - Habría que analizar a fondo, si una serie de posiciones se deben al temor de la represión. Y es por ello que se deben guardar, cuidar, permeabilizar los cuadros revolucionarios. Es decir si se piensa que para la lucha revolucionaria antes de toda acción se piensa en la seguridad 100% de sus dirigentes y cuadros. Habría que ver si esa posición influye.

5 - Se ve que no tomamos una documentación histórica de nuestro desarrollo económico social, de las relaciones del movimiento con otros. Ello es producto a los prejuicios contra la labor teórica. Debemos utilizar la labor intelectual de muchos profesionales que están cerca del movimiento y ese material utilizarlo. O sea que debemos iniciar una lucha contra los sectarios en ese sentido. Ello reflejo en nuestras actitudes y posiciones nacionalistas, al olvidar las perspectivas del movimiento revolucionario centroamericano.

6 - Un punto delicado es la utilización irracional que se hace de la AGEUS. Las decisiones del PC no se someten al criterio de que AGEUS es el organismo estudiantil en el cual se distinguen o deben distinguirse a los sectores que representan. Partamos que AGEUS NO ES EL PC. Se requiere canalizar todo el trabajo por AGEUS, todo se le da a los estudiantes, entonces cuando olvidamos al sector obrero, a los campesinos y todo se plantea a un nivel de intelectuales para venir a caer en el pensamiento que la Universidad es la que lleve toda la carga y es la que debe tomar todas las posiciones. Eso no se debe medir.

Es mas AGEUS no tiene el equipo de políticos capacitados y es cuando se nota que la unilateralidad, el aislamiento de la masa estudiantil, o la masa obrera y campesina es abismal. Porque se ve la AGEUS como el organismo Ejecutivo manejable. Dónde dejamos al movimiento obrero?

7 - Nos dejamos ir por los acontecimientos. No solidificamos los organismos, ni las bases. Dispersamos a los militares con la línea sin objetivos “Trabajar en los comité”.

8 - Proposiciones:

a- Que se haga una campaña de reorientación ideológica y política en las bases y la dirección de la JC. Y PC, que se vea como actuó el movimiento desde el inicio del conflicto, la importancia que se dio, sus errores.

b- Poner la meta de solidificación en las organizaciones, de sus bases de purificación.

c- Hacer trabajo en los sindicatos de explicación del fenómeno y la posición que se debe tomar ante los nuevos acontecimientos de depresión económica que se avecinan, que sea un trabajo conjunto con FUSS y J.O. d- No tender a justificar los errores.

e- Urge clarificar la línea estratégica próxima y las tácticas del movimiento. Enumerarlas, ello significa comunicarse con las bases. Hace falta intercambiar proposiciones con toda la organización.

f- Iniciar una nueva etapa de críticas y autocrítica en las bases y dirección de JC y PC.

g- Combatir el esquematismo y el encasillamiento.

DEBEMOS FIJAR METAS Y PLANES PARA FORTALECER LA ORGANIZACIÓN.

DEBEMOS FORJAR UN ESPIRITU REVOLUCIONARIO DE COMBATE PARA ACELERAR LA REVOLUCIÓN.

DEBEMOS COMBATIR LA INFLUENCIA OPORTUNISTA.

DEBEMOS FORTALECER EL MOVIMIENTO OBRERO.

DEBEMOS INICIAR UNA NUEVA ETAPA DE CRÍTICA Y AUTOCRÍTICA.

DEBEMOS RECTIFICAR EL TRABAJO MECÁNICO.

PROPICIEMOS LA CAMARADERIA EN LA DISCUSIÓN Y EN EL TRABAJO REVOLUCIONARIO.

ADÁN (Miembro de la J. C.)

Compartir