Sobre el libro "Los Secretos de El Paraíso" de Armando Salazar (Justo Mejía). En mi opinión, el detalle mas importante no se menciona:   

¿ Como reaccionó el pueblo ?  

Yo estuve en San Francisco Morazán como propagandista, en ese entonces y pude sentir de cerca la reacción de los pobladores de ese lugar. Amanecí dando las nuevas utilizando el altoparlante de la iglesia, y tenía la orientación de orientar la gente a organizarse para dar el apoyo a lo que según la expectativa de los comandancia, aquello debia funcionar como un domino insurreccional. Lo del Paraíso fue ciertamente una operación de envergadura pero hay que apuntar varias aspectos en torno a la misma, en primer lugar se trataba de la aceptación de una estrategia militarista que venía liderando el ERP, nosotros ya sin Marcial, nos estábamos subordinado a este concepto de la guerra y claro, ya sin Marcial, habíamos perdido ese carisma que nos hacía reconocer la importancia del contacto con las masas, un contacto efectivo que pudiera traducirse en incorporación voluntaria del pueblo a su ejército. Confieso que la única propaganda que se me ocurrió fue ese volante en el que le hacía recomendaciones a la población de cómo defenderse en caso de un ataque aéreo. Yo sentí aquello del distanciamiento, la gente no nos podía apoyar y simplemente agradecieron las recomendaciones pero sabían bien que lo que venía para ellos podía ser terrible, no sentían alegría sino que preocupación. Justamente dije eso mismo en la reunión evaluando el asunto y los compas del partido me dijeron que estaba loco y sin embargo el tiempo dejó ver que la razón estaba de mi parte.   

Romper un candado: asalto al cuartel El Paraíso 1983 

No digo que lo del Paraíso no fue un acto heroico, yo he lamentado siempre no haber podido ser parte de esa operación puesto que era uno de las FES y conocí la mayor parte de los compañeros del grupo de asalto por lo que se que hay una parte del asunto que no se cuenta, y no lo contaré porque no me corresponde. 

Las FES, una combinación de técnica, valor y compromiso 

Lo del Paraíso pudo tener mejor resultado, en ese momento se decía que era el cuartel mejor preparado de acuerdo con los estándares de fortificación en un esquema de guerra, militarmente podíamos, pero ya teníamos un problema politico en desarrollo, una comandancia que ya no estaba interesada en ganar la guerra sino que en la obtención de cuotas de poder mediante el diálogo y la negociación con el enemigo.

El Paraíso que soñamos nos ha negado sus secretos 

José Salvador Veliz | Sábado, 30 de diciembre 2017.

Compartir