A mi me corresponde hablar de cosas que deben saber para poder entender los problemas del partido y que han desembocado en esta desconfianza que el pueblo expresa negando el voto.

Estoy hablando de que nos debemos remontar al pasado, al mismo momento en que se funda la organización que tomaría la conducción de la guerra. Estoy hablando de que los acuerdos de paz ya fue la culminación de una estrategia que se había diseñado como una conspiración en contra de la única organización que se había planteado una revolución proletaria sin rodeos ni componendas sospechosas. No descarto que al final se debe considerar una victoria del pueblo en armas porque sin esa fuerza de combate no hubiera sido posible.

Estudiar el asunto implica analizar los elementos de fondo que llevaron al asesinato de Ana Maria y posterior suicidio (?) de Marcial. Uno concluye fácilmente que ahí hay una conspiración en desarrollo y probablemente nunca sabremos la verdad con sus detalles precisos porque los involucrados fueron precisamente expertos en las artes conspirativas propias de "la guerra fría"

Marcial representó siempre un obstaculo para todos aquellos que se planteaban cuotas de poder mediante alianzas con sectores del mismo ejército y personalidades progresistas, por eso las FPL no pudo caer en la supuesta "revolución democrática" promocionada con el golpe de estado de Octubre de 1989. Marcial entendía la necesidad de una revolución desde su perspectiva obrera y eso de la negociación no estaba en sus libros mas que como una manera de ganar tiempo si el enemigo era tan bobo que la proponía. Así es que se debe mirar el asunto del FMLN de la guerra y eso quiere decir que desde entonces ya había algunos acariciando sus sueños de llegar a tener migajas de poder mediante el dialogo o la negociación y por eso para ellos era importante aglutinar la mayor cantidad de fuerzas para que hicieran peso sobre la mesa.

Si uno piensa, el FMLN nunca llegó a consolidar una integración de las fuerzas aunque todas las organizaciones hacían operaciones en nombre del FMLN pero considerando la realidad se explican algunas operaciones arbitrarias y por supuesto claras diferencias tácticas que no solo obedecían a las circunstancias sino al capricho de los comandantes y este fenómeno incluso puede ser apreciado en los relatos de la ofensiva de Noviembre de 1989 y hasta para cuando llegó el momento de entregar armas y se hizo en formaciones por organización y hasta incluso en distintos lugares geográficos. Ahí uno tenía que ver que la arrogancia y la ambición de los comandantes siempre fue un obstaculo.

Pero algunos de los "comandantes" sabían bien lo que estaban haciendo y su plan se concreto al abrirse la oportunidad mediante la firma de los acuerdos de paz cuando se abrieron las puertas a la participación en la democracia formando un partido, por supuesto, el FMLN como partido y ahora el asunto ese tan horrible de competir por ver quienes lo manejan o quienes se benefician de las oportunidades en ese proceso pactado en que la repartición se hace mediante el juego electoral. Como podría haberse vaticinado desde la guerra, la misma arrogancia, la misma ambición, los llevó a peleas, separaciones, expulsiones, renuncias, astucias, imposiciones.. A varios de estos comandantes históricos nunca les ha importado el pueblo ni la militancia y como producto de eso, el Frente como partido tiene problemas en remontarse y eso a pesar de la vigencia de las causas económicas, y sociales que fueron los argumentos de la guerra continúan sin solucionarse y peor aun, agravadas naturalmente por la misma destrucción y los estragos de la guerra.

Así que ahí tenemos un partido que en teoría hace sentido porque recoge las banderas reivindicativas del pueblo pero que en la práctica se convierte en un vehiculo de progreso para individuos que han tenido la fortuna de educarse en las artes de la manipulación de las masas mediante el uso de la ideología en una retorica de promesas revolucionarias que nunca se concretan. Ese mismo es el error del partido, su cúpula, no es gana de joder eso de nombrar a la dirección del partido una cúpula. Algo que no podría ser si se apegan a la teoría y la promoción de cuadros es mediante una dinámica que toma a cuenta las bases.

Estas son las reflexiones que debemos hacer desde nuestra experiencia para contribuir con el entendimiento de nuestra historia por una militancia que a diferencia de nosotros dispone de medios para informarse y no solo entender de manera pragmática los problemas que deben solucionarse sino que ademas ponerse a la altura del pensamiento global en este siglo 21 que va poniendo en el cajón de los recuerdos los dogmas, tradiciones, supersticiones y creencias que solo nos han vuelto ciegos y sordos de nuestros semejantes.

Perder las elecciones no resulta un mal para el partido, por el contrario, le da la oportunidad de revisarse fríamente y llamar pan al pan y vino al vino y los dinosaurios apestosos que lo único que hacen es imponerse mediante retoricas estupidas que solo nos han llevado a pensar que son los redentores, a esos hay que ponerlos en remojo o mejor dicho, en donde se lo merecen por inútiles y por ambiciosos.

13 de febrero 2019.

Compartir