Fotografías cortesía de Equipo Maíz y Ramón El Suizo.   

Gloria al recuerdo imborrable de los héroes del 11 de octubre. En un eterno homenaje a Eva, Chico y Toño, que su ejemplo sea luz en estos días de turbulencia e indecisión... a los ex combatientes de la revolución que continúan abrazando los ideales, en especial a la juventud que es la responsable de continuar luchando por los verdaderos cambios y la revolución.  

Compañeros Eva, Chico y Toño … Presentes !!!

[Tomado del órgano de prensa El Rebelde de la Fuerzas Populares de Liberación “ Farabundo Marti” FPL]  

Se oye aun en Santa Tecla los trepidantes ecos del combate revolucionario armando del 10 y 11 de Octubre de 1976. Tres militantes de nuestra organización ( FPL) se enfrentaron valientemente a la jauría asesina de la tiranía militar fascistoide. Entregaron sus vidas Eva, Francisco y Antonio, queridos hermanos de armas e ideales.

Era el 10 de Octubre, el local revolucionario situado en a colonia Don Bosco de Santa Tecla fue cercado por los oscuros agentes de la tiranía al sonar las 11:30 de la noche.

La casa no descansaba, despreciando la fatiga, tres compañeros revolucionarios trabajaban afanosamente en las tareas que hacen avanzar incontenible la Guerra Popular Prolongada del Pueblo. El enemigo emprendió rabioso, el asalto al local que ocupaban los tres compañeros. Recibiendo de inmediato la respuesta adecuada.

La pandilla criminal a sueldo de la burguesía criolla y del imperialismo yanqui comprobó, en su propio pellejo, la elevada calidad humana y revolucionaria de los compañeros. Estrellándose aparatosamente ante el coraje de los heroicos combatientes que contuvieron el asedio montado por centenares de esbirros y mercenarios, por mas de siete horas. Siete horas de bestial y descomunal ataque fueron incapaces de doblegar la resuelta resistencia de Eva, Chico y Toño.

Ni la furiosa saña de los esbirros, ni sus abundantes armas modernas, ni sus granadas destructivas, ni las ametralladoras y fusiles automáticos, ni los gases venenosos, ni las amenazas de volar la casa entera mediante explosivos, ¡nada! pudo quebrantar el temple revolucionario de los soldados de la Guerra Popular, Eva, Chico y Toño.

La respuesta aguerrida fue el trueno combativo de las tres pistolas y las tres escopetas de las FPL, fue la voz de las armas del pueblo y el estallido desafiante de las consignas revolucionarias ¡REVOLUCIÓN O MUERTE! ¡EL PUEBLO ARMADO VENCERA!, repetidas por los compañeros frente al criminal fuego contrarrevolucionario.

El enemigo desesperado y furioso, ante la férrea resistencia revolucionaria, convirtió los alrededor del local revolucionario en un verdadero campo de guerra. Eran cientos de armas arrojando fuego contra los compañeros, Eva, Choco y Toño; sin embargo, las numerosas tropas reaccionarias eran desgranadas por las armas del pueblo, las ambulancias militares acarrearon heridos toda la noche hacia el hospital militar. La cobardía de los esbirros era tanta que muchos se vieron paralizados, presas del miedo, y tenían que ser relevados por otros. La tiranía militar calló su vergonzoso papel frente a los compañeros, pues sabe bien de la escasa moral de sus criminales esbirros.

Finalmente, llega un nuevo sol, el del 11 de octubre, y halla lo mas cruento del combate a siete horas de lucha armada la casa se hallaba semidestruida por las granadas y ráfagas asesinas. Los tres compañeros habían agotado sus municiones.

El enemigo creyó posible, en esas condiciones, tomar con vida a los compañeros y causarles mas daño a la revolución, pero ya el deber estaba cumplido: Los intereses revolucionarios de las FPL y sus mas caros secretos revolucionarios estaban salvaguardados. Para nuestros compañeros, la tarea estaba cumplida, el ejemplo dado y la lección final fue la de burlarse del enemigo impidiendo que los asesinaran salvajemente en las horrorosas cámaras de torturas.

Obviamente causó asombro a la pandilla fascistoide y a los agentes del imperialismo yanqui comprobar que eran solo tres los combatientes que los habían mantenido a raya durante tantas horas, después de suponer que se enfrentaban con un fuerte contingente guerrillero; tal es la cobardía de los torturadores y asesinos del pueblo.

Amanece el 11 de octubre de 1976 … habían caído tres soldados de la Revolución Popular hacia el Socialismo, que con su titánica resistencia plasmaron en la historia de la liberación del pueblo uno de los pasajes mas gloriosos, que es sublimada inspiración para todos los revolucionarios y para las masas oprimidas. Y las nuevas generaciones de combatientes de las causas populares se inclinaran fervorosos ante la alta figura revolucionaria de Eva, Chico y Toño, que cayeron de pie y con las armas alzadas hacia el futuro feliz del pueblo, se fueron para vivir siempre entre nosotros, con las armas en las manos, en medio de la alborada guerrillera, anunciando al mundo de la guerra revolucionaria de nuestro pueblo ya empezó y que esta en plena marcha.

Compañeros Eva, Francisco y Antonio, ustedes que se despidieron para estar siempre presentes en el solemne tableteo de la mano armada del pueblo; ustedes que dedicaron su pensamiento final ¡y la vida entera¡ a la lucha de los oprimidos, de los desposeídos de los explorados en un ara de un mañana mas justo, por un Gobierno Popular Revolucionario con hegemonía proletaria y basado en la alianza obrero – campesina; ustedes compañeros que vivieron por el socialismo que con su abnegado heroísmo alientan a las FPL y a la heroica lucha de los obreros, de los campesinos, de los estudiantes y maestros; a ustedes compañeros, con mucha firmeza y con el pueblo les saludamos en esta hora en que las masas populares levanta el puño combatiente contra la opresión, contra la injusticia de la burguesía y los terratenientes, contra la tiranía militar fascistoide y contra el imperialismo yanqui enemigo jurado de los trabajadores.

Las FPL, en esta ocasión hacen un llamado a los trabajadores explotados para intensificar la lucha combativa y organizada por las reivindicaciones inmediatas, por mejoras en los míseros salarios, por las prestaciones sociales a que el pueblo tiene derecho, etc. Y, a la vez, a unir estas luchas a los objetivos que solucionaran definitivamente la tremenda situación engendrada por el capitalismo, incorporándose a la GUERRILLA REVOLUCIONARIA, A LAS MILICIAS POPULARES y a LA LUCHA COMBATIVA contra los enemigos de clase, hasta alcanzar el triunfo de la REVOLUCIÓN POPULAR y el SOCIALISMO, por los que incansablemente lucharon Eva, Francisco y Toño.

¡Con la incorporación creciente del Pueblo a la lucha, la victoria es segura!

Fuerzas Populares de Liberación “ Farabundo Martí” FPL

¡REVOLUCION O MUERTE! ¡EL PUEBLO ARMADO VENCERA!

Quiénes eran nuestros héroes?

TOÑO: de nombre Andrés Torres Sánchez "Toño", estudió la escuela primera en la escuela parroquial de Apaneca, y de campesino a cortador de café, pasó a estudiar Sociología, becado por la Universidad de El Salvador. Llamó ”CAMILO" a su único hijo, en honor al sacerdote revolucionario colombiano "Camilo Torres": Siendo jefe de Acción Social de la Alcaldía de San Salvador, realizó un amplio e intenso trabajo comunitario en las zonas marginales de la capital. Fundador de la Unión de los trabajadores del campo-UTC-. En 1971, su conciencia social lo llevó a organizarse en las Fuerzas Populares de Liberación -FPL-Farabundo Martí. (Nota aclaratoria de David Cabeza Torres, sobrino de Andrés Torres: TOÑO, no era de apellido "Aguirre" como se menciona en EL REBELDE, tampoco se hace relación sobre el apellido Sánchez, ni se menciona a su hija Tania Elizabeth).

CHICO: José Alejandro Solano Figueroa, nació en San Salvador. Alejandro era un joven de gran sensibilidad; divertido, ingenioso y con mucha sensibilidad humana. Era conocido entre sus amistades como: "El Ejote", por delgado y alto. Estudiaba Sociología, se fogueó en las luchas universitarias y su compromiso social lo llevó tempranamente a abandonar las comodidades que le ofrecía su familia y se organiza con la guerrilla en las FPL. Participó en diferentes operaciones militares urbanas, cuando no se contaba con armas pues solo se tenía la decisión de luchar y vencer!.

EVA: Nuestra heroína Clara Elizabeth Ramírez Acosta, nació en Ciudad Delgado, fue la segunda hija de 4. Su hermano mayor Alejandro Ramírez "Juan Sebastián", murió en 1974 en Santa Tecla a pocos metros del actual museo de la ciudad durante un operativo de recuperación económica. Ana Patricia Ramírez, "Norma", su hermana menor, fue capturada en San Miguel en julio de 1981 y se encontró asesinada tres días después. Clara Elizabeth, era una muchacha feliz, entusiasta, sociable, ávida de aprender, con un alto sentido de rectitud y de responsabilidad. Ingresó a la Universidad de El Salvador en 1969, en una época de convulsión social. Clara Elizabeth, fue rápidamente dirigente estudiantil de la Sociedad de Estudiantes de Áreas Comunes, junto con los entrañables compañeros: Felipe y Virginia Peña Mendoza "Ursula Palacios", Rafael Arce Zablah, Lil Milagro Ramírez y otros. Así, conoce a Alejandro Solano "Chico", con quien se casa en 1972, tuvieron una hija "Eva María", quien nos hizo muy felices durante dos años antes que muriera. Clara se incorpora a las FPL como Comando Urbano, realiza un destacado aporte en la elaboración de las bases teóricas sobre las Milicias Populares y en la construcción del más amplio y combativo movimiento popular que conoce nuestro país. Pasó a ser miembro del Comité Central de las FPL y al momento de su muerte, era la segunda responsable de dicha organización.

Hoy, recogemos su legado de inspiración para nuestra práctica política actual. "EVA", "CHICO" y "TOÑO", son un referente vital para estudiar el surgimiento de la lucha y continuar con la revolución.

Compartir