Una respuesta a las criticas hechas por SALVADOR GUERRA

Breve historia del las FPL

Pasaron 10 años, para que se llegara a saber quién era el primer responsable de las Fuerzas Populares de Liberación fundadas en 1970, organización político militar que nació como una necesidad de los hijos más avanzados del pueblo salvadoreño que pedía a gritos, la construcción de una organización que defendiera y representara los verdaderos intereses del pueblo salvadoreño.

Hay que destacar, que la misma realidad del país, y la incipiente participación o protagonismo del partido comunista salvadoreño, así como también la divergencia con la visión de enfrentar toda la realidad cruda que se estaba dando en ese entonces, fue motivo que impulsó al mismo secretario general del partido comunista, a buscar apoyo con otros camaradas, a fin de crear un instrumento político militar que recogiera el sentir y pensar del pueblo salvadoreño; fundándose así en 1970, las Fuerzas Populares de Liberación (FPL). Dos años después en una reunión clandestina adoptó al final de sus iniciales el nombre de un emblemático luchador social y revolucionario, Agustín Farabundo Martí, llamándose Fuerzas Populares de Liberación Farabundo Martí.

Muchos escritores hablan al respecto, y se refieren a que son 8 entre más los que se iniciaron en este proceso, pero la historia señala solo 7 titanes que asumieron todas las responsabilidades, a fin de aceptar la enorme responsabilidad que recaía en ellos, y es que Marcial lo planteó en un inicio, que esto no era nada fácil, además requería de comenzar a asumir y de sacrificar todo, a fin de probarse para lo demás que se avecinaba, ya que requería de un hombre entregado a tiempo completo a la revolución, que fuese capaz de desprenderse de lo material, aún de sus seres amados. Es así que varios deciden dar un paso atrás a sus pretensiones, y fueron los siete que señala la historia, los que asumen y ofrendaron sus vidas posteriormente en circunstancias diferentes, a fin de ver cristalizados su utopía, y ver un país con justicia social en donde impere un sistema económico social justo, solidario: socialista y comunista.

Hay que recalcar, que el nacimiento de las FPL, no fue un arrebato de celos ni muestra de poder o acción oportunista como muchos detractores de Marcial lo han querido hacer creer, más bien fue un esfuerzo gestado con la mente fría, con años de preparación, de análisis y estudio de la realidad salvadoreña, obviamente motivado también por esfuerzos externos que se habían y se estaban dando en el mundo.

Lento pero seguro, con Marcial se rompe aquel adagio que dice que una sola golondrina no hace verano, mentiras, claro, que este personaje no era una simple golondrina era un hombre real de carne y huesos que se sacrificó en muchos aspectos, que dejó por un lado sus intereses personales a fin de crecer de lo simple a lo complejo, en la lucha popular prolongada tanto en lo político como en lo militar. Es por esa razón que las Fuerzas Populares de Liberación FPL, fueron una organización político militar, porque definen desde su origen la conformación de una lucha guerrillera, a fin de asestar duros golpes al enemigo y vencerlo, para crear así un sistema diferente, en donde el ser humano sea el centro de todo, un sistema socialista que busque devolver al hombre sus derechos que le fueron negados por el sistema capitalista.

Marcial es catalogado como un líder carismático con una visión amplia de país, sigiloso, audaz, proletario, que supo elegir entre los demás compañeros líderes, a fin que estos, al igual que él, fueran capaces de influir e incidir con su ejemplo a los demás líderes potenciales dispersos en los centros de estudio, en las fábricas, en el campo y hasta en la iglesia.

Tanta fue la humildad de Marcial, y su enorme capacidad, que no hizo alarde de la organización que estaba construyendo, sino que; esperó 2 largos años para lanzar a la luz pública dando el nombre de la organización que había construido en 1970. Y es que Marcial, toda esa experiencia acumulada en los sindicatos, en la lucha de calle le dio los elementos necesarios y la madurez política para saber cuándo es prudente actuar o cuando es necesario callar.

Hoy, muchos años después, son pocos los escritores que destacan el enorme esfuerzo de este gran ser humano, y son pocos los políticos que se refieren a él por temor a ser señalados Marcialistas, en alusión a mantener vivo su espíritu crítico y reflexivo para un sistema que sigue galopante empachándose en las clases sociales eternamente abandonadas.

Claro está, todo esto le costó la vida a los primeros cuadros revolucionarios que lo demostraron en cada acción que realizaron, ya que en el año 1972, la mayoría de fundadores habían derramado su generosa sangre luchando en contra de sus enemigos de clase. Pero fue este ejemplo desinteresado de estos aguerridos combatientes, lo que impresionó al pueblo salvadoreño, y en adelante fueron miles los que decidieron continuar con su loable ejemplo, a fin de luchar y sacrificar sus vidas por los intereses populares.

Es tan grande el legado del comandante Marcial, que hoy en día muchos luchadores forjados en esos valores dictados por la organización desde un inicio, aún mantienen ese espíritu de lucha inquebrantable. Claro, muchos después de los “acuerdos de paz”, se dejaron seducir por el sistema capitalista y hoy gozan de los beneficios y privilegios que este les otorga, alejados totalmente de la contextura revolucionaria forjada en los tiempos de guerra.

SALVADOR GUERRA: Recordando a Dimas Rodríguez - Entrevista en Radio Maya Visión

Comandante Dimas RodríguezSobre esta entrevista y otra más que escuchamos en Radio Maya Visión, cuando se trata de la historia de las FPL. Tenemos claro que, Guido Flores esta cumpliendo una misión informativa en beneficio del PC-FMLN. Ellos, personalizan, manipulan, inventan, mienten,...sobre las diferencias entre Marcial y Ana María para justificar la muerte de ambos y así hacían creer a los combatientes y pueblo en general la versión “oficial” que se inventaron para acusar a Marcial y al mismo tiempo desacreditar todo el aporte de las FPL "Farabundo Martí".
Esto parece ir de acuerdo con la programación, y la existencia de esta radio.

“Ana María era más sensible”  dice Guido Flores. Así comienza una serie de descalificativos hacia Marcial, aunque la entrevista es sobre Dimas Rodríguez.

“Sí” responde Atilio Montalvo.

Es importante aclarar que esta es una respuesta a la entrevista y a las criticas de Salvador Guerra hacia Marcial, especialmente cuando lo tilda de NECIO, CERRADO y que quería supervisar todas las actividades de la Organización.

Chamba Guerra brinda una interesante entrevista, con una amplia información sobre las cualidades políticas y militares del comandante Dimas uno de los mejores comandantes de las FPL y el que tenía mejores méritos para asumir la primera responsabilidad de la Orga.

Hay planteamientos en relación a Dimas y Leonel que hay que valorarlos, y lo mismo que en el caso de Marcial y Ana Maria:

En relación a la comparación que se hace entre el Comandante Marcial y la Comandante Ana Maria, es muy simplista pues para describir la personalidad de Marcial, es de tomar en cuenta toda la trayectoria de su vida y en ese sentido no hay que olvidar las condiciones duras en las cuales él se desarrolló desde su nacimiento hasta su muerte, su niñez como aprendiz de zapatería, en las temporadas de corte de café, luego panadero y dirigente sindical todo esto lo hace tener una experiencia muy dura pues prácticamente desde que nació vivió en la extrema pobreza, explotado y mal tratado, en contacto con la dureza de la vida la vivió en carne propia la injusticia social luego en sus años de dirigente sindical sufrió la cárcel, torturado salvajemente y exiliado. Como dirigente sindical participando activamente en las luchas de los obreros, las huelgas la persecución policiaca, la clandestinidad y la constante presión en la que se formó lo hacen tener un temple bastante firme y disciplinado, drástico en la aplicación de los métodos de trabajo, el no exigía a los demás sin exigirse así mismo, todo esto lo hace ver como duro y difícil de carácter pero la vida y las condiciones en las cuales se formó lo hacen tener esa disciplina férrrea.

Por sus responsabilidades él era muy vigilante que en la organización y a todos los niveles ser muy conspirativo y trazarse metas realizables y no caer en la fanfarronería revolucionaria, la disciplina, la compartimentación fueron factores determinantes para crear en la militancia esa mística que hacía que las FPL estuviera más avanzada y se distinguiera más que las otras organizaciones y esto era parte del trabajo firme que Marcial pedía a la militancia en general, y aún mayor con los cuadros de dirección pues había que demostrar en la práctica toda esa moral y contextura que hizo de las FPL la organización guerrillera la más firme y solida en su planteamiento y eso había que demostrarlo en la práctica. Por eso no es de criticar el hecho de que él estuviera pendiente de garantizar que en todos los frentes de Guerra políticos, diplomáticos y militares se cumplieran las orientaciones del COCEN.

En cambio Ana Maria tubo una práctica diferente tanto en el aspecto social como político y su desarrollo fue mucho más cómodo, sin quitarle las cualidades de dirigente de la compañera que le valió ganarse la segunda responsabilidad de la organización y que también demostró altos niveles de proletarización y grandes cualidades de dirigente, especialmente en las masas, por eso pienso que no se puede comparar pues los dos fueron formados en realidades y prácticas diferentes. La Compañera Ana Maria y Marcial un obrero nato.

Por la extracción de clase por la diferencia en la formación intelectual, y fundamentalmente por la escuela de la vida y la práctica diaria, había una gran diferencia entre los dos y eso se ve claramente en los planteamientos políticos, por un lado Marcial con su Proyecto de cambiar de raíz las estructuras de dominación y explotación basadas en una alianza solida entre la C. O. y el campesino pobre que representan los sectores más golpeados y explotados, y marginados de la sociedad y el planteamiento de Ana María, más técnico y basado en las teorías clásicas del M-L y la gran influencia de los hermanos mayores, en cambio Marcial interpretaba más en la práctica las necesidades fundamentales del pueblo los grandes cambios que garantizaban la independencia y la real democracia basado en la Ciencia M-L pero bajo las condiciones concretas del pueblo y justamente sostenía que las condiciones para desarrollar y conquistar el poder político y económico está en las condiciones internas de un país y no en las condiciones externas e influenciadas por otras revoluciones que no representaban el drama de la sociedad nuestra, mas sin embargo Ana Maria tenía su planteamiento en la unión de todas las fuerzas sin definir que clase hegemonizaba o vanguardizaba los cambios y este planteamiento que realmente no solucionaban los problemas fundamentales tenía mucha dependencia de la influencia de los hermanos mayores.

Todo es cuestión de Extracción de clase y formación profesional. Hay mucho que hablar de este tema pero a grandes rasgos eso definía la personalidad e intereses de los dos.

Es honesto reconocer los méritos de la compañera Ana María y los aportes que dio como dirigente, especialmente en la construcción del BPR y ANDES 21 de Junio.

La entrevista a Atilio Montalvo “comandante Salvador Guerra” deja en claro un par de cosas:
  1.  Por lo menos se atreve a hablar de Marcial aunque de forma sigilosa, pero a la vez lo critica.
  2.  Para la ofensiva del 89 la responsabilidad del ataque a la fuerza aérea se le ordenó al PC y no lo hicieron porque seguramente ya habían negociado otras cosas... 

No hace falta haber conocido personalmente a Marcial su obra habla por si mismo de sus valores y el hecho de haberse formado dentro de la clase obrera como obrero y dirigente son suficientes elementos para descartar su acusación irresponsable. Por otra parte el haber construido de la nada una organización con tanto prestigio y apoyo de las masas y respetado internacionalmente son suficientes pruebas para botar esos planteamientos propios de sus enemigos tanto en el PCS como en las FPL, Marcial era muy sencillo abierto a la discusión colectiva y el aporte de la base, para él era muy importante estar en contacto directo con las bases y un dirigente por muy preparado que sea pero si no esta vinculado al pueblo, a sus necesidades, a sus sufrimientos, no representa realmente la calidad de hacerse llamar dirigente, un obrero por naturaleza es abierto a la discusión colectiva y la práctica democrática que distingue a una organización sindical de un partido político, si era firme y solido en defender lo que él había aprendido y vivido en su formación integral, es tonto e irresponsable hacer acusaciones sin tomar en cuenta la inmensa obra de Marcial y que le valió ganarse ese respeto y reconocimiento, o creen ustedes que si realmente el hubiese tenido esa personalidad cerrada y necia, Habría sido posible construir una organización tan fuerte y poderosa como nuestras siempre gloriosas FPL?

Contrario a la experiencia vivida de Ana María ella desde su vinculación con los movimientos populares y concretamente dentro de ANDES siempre estuvo a niveles de dirección sin llegar al pueblo, a las masas que necesitan conocer a sus dirigentes, a sufrir con ellos y no interpretar sus necesidades desde una oficina con todas las comodidades, el verdadero dirigente es el que acompaña a las masas en sus victorias pero más en su sufrimiento y esto nadie lo puede negar, entonces por qué seguir manchando la imagen de tan querido dirigente nato con acusaciones falsas?

Y por eso la dirección máxima de las FPL toma el acuerdo histórico de dar a conocer a nivel nacional e internacional quien era el primer responsable de las FPL para que el pueblo conociera a sus dirigentes y desde que se hace publica la identidad de Marcial como el Primer responsable de la organización, crece enormemente el prestigio de las FPL, eso era Marcial un gran dirigente incapaz de traicionar al pueblo y fiel a los principios del pueblo. 

Un elemento más de la entrevista a Salvador Guerra:

Señor Atilio Montalvo, usted dice haber sido el jefe de la brigada Felipe Peña Mendoza para la ofensiva del 89.

Señor Atilio Montalvo “Comandante Salvador Guerra” favor responda: ¿Teníamos entendido que el comandante Ramón Torres fue siempre el jefe de La Agrupación de Batallones Felipe Peña" Nunca se habló de brigada solo se decía "Agrupación de batallones…?"

Por lo demás de la entrevista parece normal sin aportar mayores datos de los ya conocidos, lo que si nos pareció un poco extraño es que el lenguaje agresivo en que los miembros del COCEN hacían referencia de Marcial, en este caso, Chamba Guerra, fue muy prudente.

No olvidemos que Salvador Guerra, según tenemos entendido, es asesor en la Asamblea Legislativa, y eso limita su forma de actuar y pensar. Da la impresión de querer congraciarse con el partido y cae en ese debate y división estimulado por el PC.

Es justo reconocer el interés de Marcial como primer responsable a garantizar que todas las Actividades se cumplieran de acuerdo a los acuerdos del COCEN.

Desearía que esta respuesta a Salvador Guerra ayude a entender mejor las diferencias entre ambos compañeros, y sea una buena oportunidad de clarificar muchas dudas que tanto la militancia de la familia y como la de las otras organizaciones desconocen.

Atilio se pierde completamente en sus acusaciones y efectivamente las insinúa, pero los errores hay que demostrarlos con hechos y no solo con palabras repetitivas que son fáciles de descartar y desenmascarar, es una miopía política no reconocer que para ganarse el derecho a hacerse llamar dirigente se tiene que hacer desde la base, son ellas las que nombran a sus dirigentes y los reconocen como tal, sobre la base de sus obras practicas.

Nota: Dimas Rodríguez cayó cuando venía por el lado de Cuchinango, por el lado de Quezalte. El plan de Dimas era que venía a la recomposición de las fuerzas para entrarle de nuevo con todo al enemigo. En esa recomposición era cuando iban a utilizar los misiles tierra-aire para derribarse los aviones en la ofensiva “HASTA EL TOPE". Los buenos comandantes de las FPL cayeron en combate o en circunstancias oscuras, a traición...los que están vivos es porque negociaron o fueron parte de la traición…


José Ricardo Villegas, ex militante de las FPL y ex representante de la Federacion Sindical Revolucionaria F.S.R. en Mexico. Colaborador de MarcialTeniaRazon.org l Esta es una respuesta a Atilio Montalvo “Comandante Salvador Guerra” sobre su Entrevista publicada el viernes 11 de diciembre de 2015 en Radio Maya Visión. En el 26 aniversario de la caída de Nicolás Hernán Solórzano Sánchez “Comandante Dimas Rodríguez”

Compartir