Cutumay Camones, album

La música popular en el movimiento de liberación nacional de El Salvador

Entre 1975 y 1992, El Salvador vivió una de las movilizaciones revolucionarias más grandes de la historia reciente de América Latina. Aun cuando hay muchas interpretaciones sobre el resultado de la lucha por la liberación nacional salvadoreña, desde calificarla como “un fracaso revolucionario” hasta verla como “una revolución democrática”, fueron pocos los que lograron explicar cómo los insurgentes salvadoreños mantuvieron la movilización durante tanto tiempo. Esta cuestión se vuelve aun más desconcertante si consideramos que el movimiento revolucionario estaba constituido por gente común (por ejemplo, estudiantes, campesinos, maestros y trabajadores urbanos). Con evidentes pocos recursos, resistieron a la afianzada elite militar y agroexportadora, respaldada por los Estados Unidos con millones de dólares al año, apoyo militar y asistencia técnica.

Nuestra tesis es que el uso de recursos culturales autóctonos, como la música popular, contribuyó al proceso de movilización revolucionaria. En nuestro trabajo de campo en curso hemos registrado cincuenta grupos de música popular que colaboraron con el movimiento de liberación nacional entre 1975 y 1992. El mero hecho de que existieran tantos grupos de música de protesta en un país pequeño sugiere que la música era importante para las organizaciones revolucionarias. Analizamos la función desempeñada por uno de estos grupos, Cutumay Camones, en la movilización y formación táctica de los partidarios del movimiento y sus adeptos potenciales. Sería de esperar que las investigaciones futuras sobre las revoluciones latinoamericanas y los movimientos populares presten una mayor atención a la manera en que la apropiación de los recursos culturales facilita la movilización y favorece las condiciones subjetivas para la participación en el movimiento y la resistencia.

Fuente: Red Latinoamericana de Historia Oral / RELAHO.ORG

Compartir